Lunes: Primer día en la piscina. Ya sabía que me iba a costar pero las sensaciones han sido peores de lo que pensaba. Está claro que será una tarea dura pero no por eso voy a dejar de trabajar y, aunque mi intención es pasar a nado libre, antes tengo que aprender las nociones básicas de este deporte nuevo para mí. El problema esta primera semana es que, por el trabajo, sólo he podido ir un día.

Por la tarde voy a hacerme una RMN de las tibias que, si no hay novedades indeseables, me confirmará la periostitis bilateral que arrastro.

Natación: 525 metros en 45 minutos.

Martes: Parece que la lesión de la pierna me da tregua y salgo a correr cerca de casa. Buenas sensaciones.

Carrera: 10k en 56 minutos.

El trabajo no da tregua y no hay forma humana de organizarse así que paso casi el resto de la semana en blanco. Una lástima porque me voy encontrando mejor y sólo necesito ganar fondo. Por cierto, un par de cosas, por un lado,  la RMN confirma las sospechas, por otro, me he preinscrito en el triatlón sprint del Rincón de la Victoria del 3 de Mayo (si todo va bien habré debutado en abril en Benalmádena)

Domingo: por fin puedo compartir una tirada con algunos @BichosRunners. Algo más de una hora por la Gran Senda de Málaga en el tramo de Alhaurín de la Torre en la que, aunque intento mantener un buen ritmo, acabo viendo la realidad de que me falta mucho trabajo aún para volver a mis ritmos de carrera habituales.

Carrera: 12,5K en 1:10.

La semana que viene…Dios proveerá.

SIMILAR ARTICLES