Tags Posts tagged with "Preparación"

Preparación

0 32

Chamonix, la tierra santa del montañismo, el lugar de preregrinacion obligado de todo aquel que ama la montaña y la siente desde su ser más íntimo. 

Aquí estoy yo, en Chamonix ahora. Un montañero novato, con pocos años de experiencia esperando a que en pocas horas se inicie la gran batalla, esa que todo corredor de montaña quiere luchar. 

Una batalla donde solo hay un ganadora. Ella. Ella siempre gana. Ella decide quién entra y quién sale. No hay más opciones

Hace años cuando me encuentré con la montaña, o mejor dicho, cuando ella me eligió, me atrajo toda su belleza y naturalidad, pero también me atrajo que es implacable, fría, calurosa, cruel y omnipresente. Aun así, decidí ponerme a sus pies e intentar bailar con Ella aquí y ahora. 

La montaña te transforma, te hace ver lo pequeño que eres y aprendes a respetar el entorno natural pero sobre todo, el entorno humano.

Hace tres años me propuse un reto, y hoy lo voy a conseguir. Recuerdo la primera vez que lo dije en voz alta, y se lo comente precisamente al que seria mi entrenador todo este tiempo. Le comente que quería estar lo más preparado posible una tarde de Agosto frente a una pequeña iglesia en un remoto pueblo de los Alpes. Fue la primera vez que me escuchaba decirlo y me sonaba como algo lejano y sin realismo práctico. 

Entonces, ¿por qué me embarque en esta aventura? Sinceramente, no tengo respuesta clara. 

Cada corredor tiene una razón para empezar a correr. Razones médicas, superación personal o para hacer vida social suelen ser las más habituales, cada uno con sus peculiaridades y particularidades.

En mi caso, no he tenido una razon inicial, ni una busqueda de superación, simplemente sentía la necesidad de hacerlo, de completar un camino sin direccion que empecé a construir hace tiempo. Se que en un futuro cercano entendere la razon de esta aventura, sabré el por qué invertí todo estos años en entrenamiento y fortaleza mental para este momento. 

Siempre recurro a la teoría de los puntos de Steve Jobs en conversaciones con un buen amigo cuando cambian nuestras situaciones personales y conseguimos conectar los puntos. 

Esta teoría dice lo siguiente:

“No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; sólo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado, y eso hará toda la diferencia”

Algún día uniré los puntos que me dibujara una constelacion que me dará la respuesta a por queé estoy donde estoy ahora mismo. 

Si algo ya he ganado, ha sido el ver tanto apoyo a algo que no deja de ser un acontecimiento más. 

El Lunes volverá a ser Lunes. Todos volveremos a la rutina diaria con sus preocupaciones, penas y alegrías. No cambiará en esencia nada importante. Vendrán más carreras, más retos y otros objetivos. Míos y de otros. 

La vida no acaba este fin de semana. Pero tambien decir que esto es una Ultra, asi que una vida de duracion limitada empieza en unas horas. Por delante muchas emociones, tanto buenas como no deseables, sufrimiento, dolor mezclados con esa sensacion de libertad indescriptible y única, con el deseo de que salga todo bien, poder sortear los obstaculos que encuentre y volver de vuelta a Chamonix. Ademas, se siente una especie de responsabilidad ante quienes me han apoyado en todo este tiempo, solo por el hecho de ser como soy. 

De las muchas palabras de apoyo que he recibido estos días, todas muy agradecidas y sentidas, me quedo con esta frase:

“…. piensa siempre que eres un ejemplo para todos los bichos, para el deporte y para el mundo, mas personas responsables como tu hacen falta” 

Sinceramente, me cuesta hacer publico el mensaje, me gusta pasar desapercibido, soy más de ponerme en la ultima fila de la foto, pero sin entrar a valorar el contenido, la frase es un gran resumen de lo que ya he conseguido. 

Por un lado, el grupo humano que se ha generado en estos años y que sigue creciendo, llamado Bichos Runners, genera momentos que son dificiles de explicar con palabras. 

Algo mas que correr, decimos, y no es una simple frase con gancho, porque ese “algo” es parte de un todo, donde la amistad, compañerismo y lealtad encuentran su maxima expresion. Yo personalmente he encontrado una nueva forma de entender la amistad y es algo de lo que mas orgulloso y afortunado me siento. 

Los valores y beneficios que el deporte te aporta son ilimitados, dependientes de la inversion de cada uno y lo que este dispuesto a conseguir. 

La mezcla de deporte y amistad te lleva inexorablemente a la responsabilidad. La responsabilidad de cumplir, de devolver algo que te dan sin pedir nada a cambio, de recibir el ente no economico mas valioso de nuestros dias, el tiempo. 

Yo me he quitado mucho, pronto sabre si lo suficiente, porque entrenar este deporte exige una dedicacion intensa sin perder la concentracion, debiendo centrarse en el objetivo durante muchos meses para cumplir con el plan de entrenos. 

Atrás queda el valioso tiempo quitado a la familia, eje principal sobre el cual gira mi mundo a una revolucion variable segun mis necesidades, quitándole y dándole tiempo según mis ocupaciones y horarios, sin haber puesto nunca impedimento alguno. 

Es ese tiempo de mi entorno, mi familia y mi gente, que han ayudado a que este proyecto salga adelante y por lo que a día de hoy me siento orgulloso y sobre todo ganador, preparado  para irme a la linea de salida con la mejor de mis sonrisas, con la responsabilidad de cumplir con todos en la manera que me lo permita Ella, y rodearla durante mas de 33 horas para volver a Chamonix, gracias a la aportacion de cada persona que me a acompañado en este viaje, convertido finalmente en un montañero de verdad. 

Mr M

0 26

INSCRIPCIÓN DE NUEVOS SOCIOS – RENOVACIÓN DE SOCIOS

El CD BICHOS RUNNERS ha habilitado el periodo de inscripción de nuevos socios y renovación de actuales socios.

Si quieres pertenecer al club con mayor crecimiento de la Provincia, pasar buenos ratos, compartir experiencias, conocer gente y participar de los beneficios del club… este es tu momento!!!!

Atrevete a ser parte de la manada de BICHOS RUNNERS!!!

¿QUIERES SER SOCIO DEL CD BICHOS RUNNERS?

Sigue estos pasos:

1.- Rellena la ficha de socio AQUI (IMPORTANTE: Sólo para nuevos socios)

2.- Procede al pago de la cuota anual (12€) a través de transferencia a la cuenta del club

ES8801824785230201572445

Concepto: Socio2017 + NOMBRE Y APELLIDO

Deberás enviar copia del ingreso a mail@bichosrunners.com

¿QUIERES RENOVAR TU CUOTA ANUAL?

Como miembro del CD BICHOS RUNNERS, podrás:

a). –Ser elector y elegible para los órganos de gobierno y administración.

b). – Participar con voz y voto en las sesiones de la Asamblea General del club o, en su caso, mediante representante, participando en la toma de decisiones.

c). – Ser informado de las actividades de la entidad y, especialmente, de la gestión y administración. Esta información tendrá lugar a través de post, memorias, grupos de whatsapp activos, la web (www.bichosrunners.com) y/o los perfil de bichos runners en Facebook & Twitter.

d). – Tener acceso a la documentación del club, mediante petición expresa a mail@bichosrunners.com

e). – Asistir a las actividades o competiciones organizadas por el club y utilizar sus servicios y ventajas

f). – Expresar libremente sus opiniones dentro de BICHOS, a través de los distintos canales de comunicación anteriormente descritos.

g). – Reclamar ante los órganos correspondientes contra las decisiones de los órganos directivos del club.

h). – Separarse libremente de BICHOS, mediante petición expresa a través de whatsapp, email o carta.

Disfruta, aporta, relacionate, diviértete, participa, critica, comunica, y sobretodo… CORRE!!!!!!!

CD BICHOS RUNNERS.

0 18

Año 2. 12 Enero 2017. Se ve a lo lejos la oportunidad buscada. Todo dependía de la fortuna del momento. De ese momento de estar o no estar, de seguir adelante o tener que retrasar todo 12 meses. Recuerdo perfectamente hace dos años cuando tome la decisión de estar frente a la iglesia de Chamonix el último fin de semana de Agosto, allí entre una multitud de corredores de 90 países, esperando el momento de partir a lo desconocido y vivir la experiencia UTMB desde dentro.

Mucho ha pasado desde entonces, y no solamente mi cambio físico y deportivo, sino que lo más sorprendente es el efecto que he provocado en mi entorno sin proponerlo ni buscarlo.

Lo que en principio me plantee como un reto personal y de búsqueda del límite deportivo, en este tiempo ha ido tomando otra forma, otro sabor, otra esencia, otro matiz añadido.

Los caminos no se recorren solos, es inevitable tener compañeros de viajes, unos buscados y otros encontrados en el caminar.

El año pasado, en la Ultra de Bandoleros (155km) ya se produjo algo mágico que comente en su momento (http://bichosrunners.com/utsb-155-km-capitulo-1/) y en ese instante previo a enfrentarme al destino me vienen aquellos recuerdos. La sensación de miedos iniciales se transforman de alguna manera en responsabilidad. Una responsabilidad sin obligaciones, sin requerimientos previos, simplemente la necesidad de corresponder.

Conociendo a todos ellos, solo de pesar que estarán durante más de 35h atentos a lo que pudiera acontecer, a destripar mi rutómetro y dar seguimiento visual en cada cámara del recorrido, cuanto menos me daba ese punto de necesidad de responder.

Los días previos toda mi gente me preguntaba sobre la prueba, que cuando era el sorteo, que si tenía alguna opción o que pasaría en caso de no tener la suerte de mi lado.

Lo que aconteció los minutos previos y siguientes al sorteo ya los explique hace meses (http://bichosrunners.com/refuse/)

La sensación de impotencia y de no poder hacer nada va en contra de todo lo que simboliza una ultra, de todo lo que he ido aprendiendo en estos años. Era el momento de asimilar y analizar la situación real.

Sobre las 11:24 esa misma mañana recibo un correo de la organización confirmando lo que ya había visto 81 minutos antes.

En el correo decían lo siguiente (de forma resumida)

[…  los corredores que no vengan seleccionados en el sorteo tienen dos  posibilidades:

1.- Solicitar el reembolso de la pre-inscripcion y esperar al año que viene conservando coeficiente 2 en el sorteo. 

2.- Optar a un dorsal solidario. 

…]

Por unos instantes, la palabra Refusé empieza a dejar se resonar en mi cabeza.

¿Había todavía alguna opción para estar en Chamonix este verano?

La marcha Radestzky empieza a sonar de fondo en mi cabeza de nuevo. Se respira ese silencio mágico anteponiéndose a las primeras notas. El redoble de tambor increscendo va encendiendo una pequeña y tenue luz de esperanza. Sale el director de orquesta al centro del escenario. Si, lo voy viendo cada vez más real. Si había una opción, por rocambolesca que pudiera ser, había que intentarlo.

 Siempre adelante, despacio pero adelante. Un mantra que me suelo repetir en los momentos difíciles en las ultras, y esto no es muy diferente a una carrera de larga distancia, y desde luego era el momento anímico más bajo que había estado en estos años.

Me informo de la opción de dorsal solidario, era lo único a lo que me podía agarrar en ese momento. Según la web, existen disponibles un total de 150 dorsales solidarios que ofrece la organización para aquellos corredores que consigan una donación mínima (de cuantía importante) a una de las 10 ONG’s con las que colabora la UTMB.

Los siguientes días fueron verdaderamente intensos. Intercambio de correos electrónicos con la ONG’s seleccionada para colaborar, ver alternativas para obtener la donación y mucha incertidumbre (los dorsales solidarios suelen agotarse también en pocos días).

Tras varios meses de gestiones, el resultado lo resumiría en una palabra: Agradecimiento.

Agradecimiento a Frères des Hommes, organización que me ha elegido como su corredor para representarlos en la carrera.

Agradecimiento a mi empresa por apoyarme sin dudarlo y hacer la donación íntegra.

Agradecimiento a los que me animaban a seguir adelante y no parar de soñar despierto.

Hoy, a poco más de 5 meses para la prueba, recibo el correo que tanto tiempo he estado esperando. Nicolás, un señor francés de la organización me escribe un mail oficial informándome de lo que tanto anhelaba estas semanas atrás:

 “Your participation to the UTMB® is now guaranteed and you can enjoy one of the solidarity bib”

 Pocos segundos después, casi sin pestañear y sin darme cuenta de la situación, estaba registrando mi plaza, enviando el certificado médico y realizando el abono de la prueba.

 Ya si puedo decirlo. Ya si puedo decir que tengo dorsal. Ya si puedo decir que tengo 5 meses para preparar el gran momento, ese donde se escuche a escasos minutos de la salida la canción de Vangelis (el tema principal de la película “1492 La conquista del paraíso”, la banda sonora que probablemente hará emerger todo ese esfuerzo, dedicación y constancia para estar en el lugar y momento que me propuse voluntariamente años atrás, cuando el 1 de Enero de 2015, viendo el concierto de año nuevo me dió por pensar, ¿cómo sonará la marcha radetzky a los pies del Mont Blanc?

 

Mr M

0 8

Miro al frente y solo veo nubes bajas. No puedo ver el camino que debería atravesar en el siguiente tramo, ni tan siquiera se intuye. El frío se unió como compañero de viaje desde hace ya demasiadas horas.  Mientras el viento me golpea de nuevo y la lluvia sigue quitándome energías, alzo la vista,  subo una de las últimas cuestas camino al siguiente avituallamiento y me sale en voz alta un pensamiento:

“Cuando llegue a Villaluenga abandono…”

“!No! ¡Lo has dicho, lo has dicho!” –  me repito en voz alta con desesperación.

22 horas de carrera y 126km recorridos. No se me había pasado ni por la cabeza abandonar, a pesar de que las últimas 7 horas han sido especialmente duras, muy duras, y ni tan siquiera estaba en mis pensamientos esa hipótesis.

Simplemente alzó la voz mi yo lógico y racional. Mi subconsciente fue más fuerte que mi intención de terminar lo que empecé y mi pasión por el trail, casi apagada por cruzar ríos con agua hasta las rodillas en condiciones meteorológicas extremas. Según oía mi propia voz entremezclada con la lluvia y el viento, sabía que la decisión no tendría retorno.

Unas horas antes, en el avituallamiento de Cortes de la frontera (118km) ya sabía que la situación se complicaba. Llegué sin entrar en calor, a pesar de ir a buen ritmo de carrera, pero con los primeros síntomas de frio calado en el cuerpo.

Me tomo mi tiempo en ese avituallamiento, comiendo pasta para coger energías y sopa caliente para entrar en calor. Los guantes y el buff los coloqué encima de un pequeño radiador, en un intento de secarlos el tiempo que estuviese allí.

Junto a él veo una silla. Me siento buscando algo de calor mientras no paro de pensar en qué condiciones estará la Sierra de Grazalema, si también se habrán convertido los senderos en ríos.

Solo veía como única vía para poder enfrentarme con garantías a la noche del sábado conseguir ropa térmica en Villaluenga. Cogí el teléfono, activé la red y llamé a mi amigo Pablo. Él vive en Ronda, era mi opción más cercana y le daría tiempo a llevarme ropa a Villaluenga, estimaba casi 3h el tiempo que tardaría en llegar.

Cae la noche alrededor de El Bosque, nadie esperaba lo que acontecería mas adelante. 

No me coge el teléfono. Le mando un mensaje y desconecto de nuevo la red. La suerte estaba echada, el destino marcaría mi carrera, no podía hacer otra cosa más que alcanzar el siguiente punto y esperar a que mi mensaje llegara a su destino a tiempo.

Desde ese momento ya era consciente de mi error, el error que me hizo abandonar a falta de 40k de carrera y no poder completar mi primer 100 millas. Ese error no lo cometí durante la carrera, ni antes de ella ni en su preparación. Es un error que se comete desde el primer momento que decides enfrentarte a la montaña sin suficiente experiencia en ella.

Es ley de vida, la confianza es parte de nuestro entrenamiento, creer en nosotros mismos para salir indemnes ante tantas horas de esfuerzo, pero por contra la confianza hace que te confíes, que descuides los detalles más básicos y sobre todo subestimes a la madre naturaleza desde la siempre soleada Málaga.

A efectos prácticos, sentencié la carrera en dos momentos. El primero en no prever que tras intensas lluvias del viernes y sábado, los senderos podrían estar muy mal y eso conllevaría estar mojado, siendo necesario (y vital en esas circunstancias) ropa seca para mantener el máximo tiempo posible el calor corporal.

El segundo, haberme quitado la ropa térmica que tanto me protegió la noche del viernes en el avituallamiento de Ronda (km 88). Esa primera noche, para mí y me atrevo a decir que también para muchos de los participantes de la prueba, ha marcado un antes y un después.

Solo se es consciente de las condiciones de frio, ventisca, lluvia, hielo y nieve que sufrimos cuando se piensa a tiempo pasado.

Al  salir del avituallamiento del puerto del Boyar (km 33), momento en el cual estaba cayendo una gran tromba de agua, me comentó un voluntario que las condiciones en el Simancón eran muy malas, que había que abrigarse mucho y que estaban abandonado mucha gente al llegar al siguiente punto de control ( Villaluenga km 46). En ese momento me puse la camiseta térmica y el guante caliente para poder contrarrestar lo que vendría.

Momento previo al inicio de la subida al Simancon

Tan solo a pocos minutos de salir del gélido avituallamiento (soportales de refugio abierto al exterior) los caminos empezaban a mostrarse en lo que se había convertido ya para todo el recorrido. Los senderos se convirtieron en arroyos, donde pisar en seco era una misión complicada. En esos momentos empiezo a no sentir los dedos de las manos, una sensación muy extraña y preocupante que permanecía durante largo tiempo.

El uso de bastones me hacía tener las manos en alto, así que solo me quedó dejarlos y avanzar con las manos abajo moviendo los dedos constantemente para favorecer el riego sanguíneo. Pude salvar la papeleta antes de llegar a la ascensión del Simancón, donde la aparición de la nieve hacía el tramo muy entretenido hasta que el manto blanco cubrió todo lo que alumbraba el frontal y la ventisca empezó a hacer acto de presencia.

En la parte más alta, donde una larga explanada recorre su cumbre hasta volver a descender, no había tiempo de pensar con un viento polar que empujaba fuera del camino. Solo había una opción: correr lo más rápido posible para salir de allí cuanto antes.

La nieve acumulada desvelaba el camino a seguir, siguiendo los pasos de los corredores que dejaban su huella al pasar. Las pisadas de los corredores marcaban el camino centrando la concentración en protegerse de la ventisca

El cielo ya avisaba de lo que nos esperaría

Un antes y un después es lo que marca esta edición en cada uno de los participantes, voluntarios y organizadores por las condiciones que se desarrolló. Los tiempos de carrera, los tramos y pueblos de paso, la belleza del paisaje y los deseos por llegar a Pradollano tomaron un sentido muy distinto al que todos hubiésemos querido.

La montaña saco su lado más crudo y cruel sobre nosotros, recordándonos que es ella la que marca los tiempos, la que nos deja entrar en su ser y que debemos ser parte de ella, admirarla  y saber respetarla, porque sus riscos, ríos, senderos, cimas y montañas no son más que cicatrices en su piel de su larga vida.

Con algo de distancia en el tiempo desde que abandone mi primera carrera, los sentimientos siguen siendo los mismos. No me arrepiento de que mi yo racional se impusiera en aquel momento, me hizo sentir débil, con frio y sin ganas de seguir.

No gusta tener que abandonar, a nadie le gusta tirar la toalla aun en aquellas condiciones, y se puede llegar a justificar la retirada y parecer que era lo más sensato. Y lo era, pero los errores de previsión no me lo perdono, se queda grabado en mi diario personal y no puede volver a pasar.

Nos alimentamos de vivencias que van sumando momentos clave a recordar a lo largo de nuestra vida de corredor e incluso en nuestra vida cotidiana, y desde luego que Bandoleros 2017 forma parte especial de ese tarro de experiencias que da forma a nuestra forma de ver y entender la vida.

Momento previo a la salida. 

Mr M

Mirada al frente.

Nervioso e intimidado. Las palabras que podrían definir mi percepción de lo que me rodea ahora. 

Sentado esperando mi comida, a pocas horas de empezar la ultra, con el dorsal recogido, las mochilas entregadas y el trabajo realizado, la incertidumbre que siempre me acompaña en estos momentos se convierte en nervios y dudas. 

La noche no acompañara, se prevé viento, lluvia, niebla e incluso nieve en las cumbres. Desde luego que este panorama ayuda a tener nervios sobre lo que acechara cuando caiga la noche. 

Llego a la prueba con el plan de entrenos cumplido al 96%, siguiendo cada instrucción de mi entrenador y adecuando familia y tiempo libre a el objetivo. 

Esta vez, todo lo controlable no esta controlado. Los meses previos han sido muy atareados, poco tiempo para preparar los entrenamientos y la cabeza siempre ocupada con el día a día. Eso me ha llevado a no tener buenas sensaciones en estos 4 meses cuando los entrenos eran exigentes. 

Ahora mas que nunca hay que tirar de cabeza y casta. He de usar la experiencia de ultras anteriores y buscar la concentración máxima para evitar malos pensamientos que me lleven al fondo del abismo. 

Toca sacar la rabia contenida, mirar al frente y buscar con la mirada el siguiente punto.

Repetiremos una vez mas el mantra que me lleva persiguiendo mas de dos años en cada momento de bajón:

“Lo que se empieza, se termina”

M

La mejor noticia es volver a ver a Mr Figther sonreir. Malaga no pudo ser, pero vamos a por Sevilla !

Mr Law

Al final lo importante es participar porque pase lo que pase siempre saldras ganando.

GRACIAS BICHOS RUNNERS.  Mr Chesco

Al mal tiempo buena cara, eso ponía el paraguas de una señora. Por cuestiones meteorológicas, no ha sido posible correr el gran objetivo, la maratón de nuestra Málaga. Gracias a todos, sobre todo a mis padres y a ti por haberos inundado por mi. Los entrenamientos no quedan en vano, vamos a por Sevilla 2017.

Mrs Pink

“No hay mal que por bien no venga” o “estos momentazos no me los quita naide”.
Mrs Truji

Gracias a todos esos momentos compartidos con mis Bichos en estas 20 semanas, toda esa ilusión no se perderá jamás. Hoy solamente las lágrimas se van con la lluvia…

Mr TEE

A pesar del mal tiempo, la actitud es lo que cuenta. Bailemos!!

Mr sailor man 

En estas semanas hemos dejado retratadas nuestras historias. Aquí están las historias de miles de corredores #Maraton2017TeEspero Mr Anfibio

Lo hemos intentado todo pero al final nuestra cita tendrá que esperar.

Mr Gas

Deseando q abran preinscripción. …Hasta el año que viene! Mrs Boots

Frase: “después de todo el esfuerzo, los entrenamientos y km recorridos… al final, esto es algo más que correr!!! La verdadera recompensa son las risas y los abrazos” Mr Rubio

Volveremos en 2017, no sé si más o menos fuertes, pero sí con más ganas y todos los bichos que este año no han podido estar. Mrs Little

Calendario 2017 cerrado.- Mr M

Frustración !! , me quedo con esta imagen, …ya pensando en la siguiente.

Mr Horse

Al mal tiempo buena cara.ni el mal tiempo y na la suspensión de la maratón nos borra la sonrisa.la pena de los entrenamientos,tiempo invertido de donde no lo hay.pero somos bichos Runners.seguiremos rumbo a Sevilla😈😈👍🏻 Mr Pingui

Volveremos!!! Mr Lauval

Me quedo con la satisfacción de ver a mucha gente que no veía y conocer a la gente nueva, era un día para reunirse en familia. La unica pega fue no ver al mosquetero Agus. Mr Wiwi

La lluvia frustró la foto de la medalla y la meta, pero no las sensaciones de una maratón compartida con mis compañeros.

MR WHITE

Todo comienzo tiene un gran final… Mr sailor man

El destino no ha querido que corriera este año, pero tú me has esperado. El año que viene nos veremos y saldremos los dos de nuevo. Mr JC

19-21Última semana , cuando las piernas fallen comenzarán los miedos… Cuando entren las dudas ahí estará la manada para daros ese empujón. Para mi ya sois finishers. Mrs. Litte
19-20Pues si, llegó la semana que termina en el día 4, miedos, dolores, dudas, todo culmina en este día esperado, enhorabuena sigues vivo, pensabas que no llegarías a vivir una maratón. Jeem no sabes cuan fuerte eres, enhorabuena. Mrs. Truji19-22Verde como el trigo veeeerde, y al verde, verde.. MARATON! Mr. Tomy19-133Ni la lluvia puede parar las ganas de ayudar a mis bichos el dia D JC-Liebre is coming. Mr. JC
19-033That´s all! Solo queda comer bien, descansar y disfrutar! Mr. Law19-15Si la lluvia no da tregua, entrenamiento de gimnasio. Solo una semana, la suerte está echada. Mr. White19-063Todo listo para el gran día… Mr. Chesco19-10365 días después volvemos a encontrarnos Filipides. Mr. Mountain
19-18Málaga se lava la cara para estar radiante el día 4. Disfrutar de la ciudad, de su gente, de sus aplausos… y pensad que los 42kms se os harán cortos ante tal disfrute. ¡Suerte y fuerza a los futuros maratonianos!

Mr. Marin19-08Hay vida tras el 4D. Pronto se resolverá el sorteo que abra las puertas a una gran aventura. Mr. M19-17 Despues del golpe ejercicio de autoayuda. Hay que seguir si o si. Mr. Lauval
19-14 Siente, disfruta, vive y corre. Mr. Barbuo19-12Última tirada pasada por agua. Ya no queda nada, descansar y llegar a tope al 4D. Vamos!! Mr. Zuri
19-11Al mal tiempo, buena cara 🙂 Mrs. Moon

dav

19-16Ya queda nada y el camino no es facil pero se hará. Sub 3:15 que sino mi Law me la lia. Mr. Pingui
19-07Después de una semana saliendo solo en bici para aliviar el dolor que tenía en el pie, volver a correr el domingo es maravilloso. Entramos en la última semana, ya está todo hecho, es hora de trabajar la cabeza y visualizar la medalla. YA CASI ES NUESTRA. ¡VAMOS BICHOS! Mrs. Pink

19-05Preparados, listos… Uno para todos, todos para uno. Mr. Beetle19-04 Cuando lo tienes todo te sientes INVENCIBLE!! Ahora, si que si.. Mr. Horse19-02Es una gozada correr por la casa de campo de Madrid! Aunque llueva!

Deberes hechos. Esta semana a descansar para el gran día! Mr. TEE19-01Te convertirás en mi medalla? Mr. Anfibio

0 15

Soy un romántico.

Así de rotundo y de tajante, sin matices ni medias tintas. Soy de los que anhelan esa sensación que se produce al realizar algo que ansías por primera vez. Y es por eso que suelo rememorar a menudo aquel primer fin se semana de Diciembre del año 2014, cuando enfundado en una camiseta que representa los mejores valores que el deporte puede albergar, rebosante de miedo, incertidumbre y ganas, comenzaba mi andadura en la mítica distancia.

Dos años y mucha experiencia acumulada después, aqui estamos nuevamente, a escasas dos semanas de comenzar a recorrer la mejor ciudad del mundo a pie. Y esto, para un romántico declarado como yo, es muy bueno, pues no conozco otro acontecimiento en la vida que me haga sentir estos nervios en la boca del estómago cada vez que se acerca (y eso que llevo a mis espaldas varias maratones de montaña y 3 ultras, mas dos maratones de asfalto). ¿Os imaginais sentir cada vez que teneis sexo la misma sensación de nerviosismo y ganas de vuestra primera vez? ¿Esos nervios del conductor novato en cada ocasión que se sube al coche? Pues eso es exactamente lo que sucede con la maratón: por muchas que pasen, los nervios y la incertidumbre no hay quien los evite.

Y no nos engañemos, del mismo modo que vuelven los nervios por comenzar, soy consciente de que no todo serán alegrías y risas, sino que llegaran los calambres, dolores musculares, rodillas inflamadas, pájaras monumentales, y mucho, pero que mucho sufrimiento. Pero no creo que exista satisfacción sin una pequeña dosis de sacrificio, y cuando este es compartido junto a buenos amigos, es mucho más fácil de sobrellevar y mucho mas gratificante cuando se ha superado.

Si a esto le unimos que el club que por aquellos días estaba en sus albores ahora es todo un referente en Málaga  (y casi diria que también fuera de ella) por los valores que transmite, por la bondad de sus integrantes, por el compañerismo, la solidaridad…todo ello crea una mezcla de sensaciones que hacen imposible no emocionarse en estos dias previos, una vez que se va de la cabeza la presión por el entrenamiento y se sustituye por el sosiego del descanso y la buena alimentación.

Y a raíz de estos pensamientos es imposible no rememorar el porqué de que este nuevamente a escasos días de cruzar la línea de salida de la mítica distancia. En aquella ocasión fue mi padre, en esta es mi segundo padre -mi abuelo- el que no estará para coger el teléfono y escucharme emocionado contarle las mil batallitas que surgen en apenas 4 horas.

Por eso, en esta ocasión, cuando llegue la ostia -porque sabed que llegará- serán dos personas las que ocupen mi pensamiento y me hagan avanzar hasta cruzar el paseo del parque y reunirme con mis amigos.

Porque la vida se conforma de vivencias; pero también de recuerdos. Porque, qué le voy a hacer: soy un romántico…

Mr Law

0 6

Julio del 2016. Empieza el verano. Tras acabar el Gran Trail de Peñalara el objetivo estaba conseguido. Los puntos para UTMB estaban ya en casa a espera solamente de la suerte en el sorteo para poder empezar a mirar más de cerca los Alpes y soñar con Chamonix.

Este mes de Julio lo tomaría de descanso. Tras 18 meses siguiendo un plan cada semana y focalizando los esfuerzos siempre al objetivo me costaba no salir a correr. El cuerpo y las piernas me pedían actividad, salir al monte y perderme entre los árboles. Pero en verano, y si vives en Málaga, no hay nada mejor que ir al atardecer al paseo marítimo a rodar por su bahía.

Este viaje de correr sin parar empezó precisamente aquí, recorriendo esas baldosas cuadradas del paseo y respirando la brisa malagueña.

Este descanso no iba  a ser muy extenso. Desde Agosto ya estaba pensando en la próxima aventura, esta vez por el mero hecho de correr, sin necesidad de obtener puntos, aunque me sirvieran para el 2018 en caso de no obtener plaza el año próximo.

Y tras 3 meses de preparación me dispongo a ir al pueblo de Gaucín, a disputar la Gran Vuelta al Valle del Genal, una carrera por bosques de cobre y castaños que recorre 15 pueblos de la comarca en un total de 130 km y un desnivel total de 12.000 m.

Decían de ella que es bonita y dura, como suelen ser las Ultras, y que sus gentes y pueblos tienen un encanto especial. Pronto lo descubriría.

Mirando el valle que en pocas horas recorrería por completo.

Castañas y Ultratrail, buena combinación.

Tras los problemas físicos de la anterior Ultra, el objetivo en esta prueba era comprobar si los entrenamientos específicos de tibiales y propiocepción habían dado resultados, y poder completar la prueba sin problemas musculares severos.

La carrera en sí no transcurrió como esperaba, y aunque suene redundante, era de esperar.

La semana previa la paso con virus estomacal, lo que supone no haber recargado los depósitos correctamente y ello me condicionaría el rendimiento muscular a la larga, aunque apareció antes de lo esperado.

Comenzando este relato desde su inicio, la salida la hago como de costumbre, aplicando la estrategia “anti-Lemmings”: salir fuerte con los de cabeza para evitar tapones por concentración de corredores.

Operación anti-lemmings activadaMomentos previos a la salida, donde se mezclan la incertidumbre y la ilusión por igual

La carrera discurrió con normalidad los primeros kilómetros sintiendo en mis pies el famoso cortafuegos del Capitán, incluso estando en posiciones muy adelantadas del pelotón y llegando con las primeras luces a Jubrique, con un retraso sobre mi tiempo estimado de 9 minutos en los primeros 26 kilómetros. Los que me conocen saben ya que algo pasaba, y no tardaría mucho en saber el qué.

Avituallamiento de Genalgaucil. Km 21. Me acordaría de ese plato de salchichón más tarde.

Pasan unos pocos kilómetros desde que abandono el pueblo y parece que llevo 100  en las piernas. Cansado, con sueño y con falta de energías avanzo lentamente hacia el Jardón, punto con más altitud de la prueba.

Todos los corredores de ultras  tenemos momentos de bajón anímico o físico en estas pruebas, pero que me llegaran tan pronto me descolocó bastante. Analizo la situación: Por la intensidad que estaba haciendo la carrera, no he comido nada desde la salida, y de eso hace 3h 30´. Gran error.

Lo asumo, poco más podía hacer mientras andaba a paso lento mientras me apartaba a que los lemmings de la salida me pasaran como rayos. Ahora era yo el único lemming que había en la carrera (eso me imaginaba) y era el que hacia tapón. Cuando ya se abre el sendero me encuentro solo, con dolor de estómago y empieza la parte psicológica del problema.

Estos momentos son duros y muy personales. Hay que caer para poder levantarse y será por ello que la mente empieza a culparme de todo el tiempo invertido, el tiempo robado y el tiempo ganado al tiempo los últimos meses. Me autolesiono mentalmente por no haber hecho bien los deberes la semana anterior y por haber cometido un error de principiante y no dar energías al cuerpo con antelación.

Siempre que se tienen estos momentos se asumen como parte de la prueba, ¿pero con tan solo 30 kilómetros por detrás y con 100  kilómetros por delante? ¿No era demasiado pronto? ¿Porque estoy aquí y no en casa viendo a los niños desayunar?

Los minutos pasan y la auto culpabilidad también. Es parte del proceso, es algo natural que hay que soportar. No recuerdo si fueron 5 minutos o 20, cuando de repente me paro, miro al frente, a lo lejos se divisa el inicio de lo que parece un cortafuegos. Bebo agua, me seco el sudor y saco los bastones. Es el momento de salir a flote y empezar a comer kilómetros poco a poco. Andar siempre se me ha dado bien, así que andemos hasta que el camino permita empezar a trotar. Y troté, después corrí e incluso llegue a adelantar corredores. Había encontrado de nuevo el equilibrio. En el kilómetro 55 volvía a estar en mis tiempos previstos de carrera y comenzaba una nueva Ultra.

Las cosas solo pueden ir mal cuando antes van bien. Esto podría ser el resumen del resto de la carrera.

Como se puede ver en la gráfica de tiempos estimados-Tiempos reales, desde Parauta (Km 55) empezó una nueva carrera.

Tabla comparativa de tiempos estimados y reales.

Desde este momento los problemas musculares serán las revienta fiestas del baile de fin de curso. Correr, andar masajear, estirar. Así transcurren los kilómetros hasta la meta. La falta de una correcta alimentación pre carrera se debe pagar, y yo lo hacía al contado.

Subiendo iba muy fuerte, controlaba la intensidad lo justo para que no se me subieran los cuádriceps (en un momento se me subieron los dos a la vez,  incomoda situación como te puedes imaginar y más incómoda aun cuando te pilla orinando, visualiza la situación y lo comprenderás) y cada llano o bajada arrancaba a trotar a pesar de los dolores, sabiendo que eso es lo que me haría reducir el tiempo de carrera (y el tiempo de sufrimiento). Casi no disfrute la carrera, pero se terminó. No fue mi día. No hay más.

Siempre se está contento cuando se termina una Ultra, aunque no de la forma que uno quisiera.

Aunque no esté satisfecho  totalmente de como  discurrió la carrera, visto en perspectiva si estoy contento de como gestioné la situación. A fin de cuentas se trata de terminar la carrera, y eso es lo que hice.

Miro atrás y veo 5 ultras en 13 meses. Esto me da experiencia, rodaje y  saber cómo enfrentarme a las situaciones.  Me quedo con eso en todo este año, a fin de cuentas, es una carrera de larga distancia (y tiempo) y el objetivo todavía queda lejos de la vista.

Mr M

 

 

17-01

Vamos que viene Ultra jarapalos 62 km  Mr Barbuo

17-02

Hilando fino con estos dos figuras. Toca mantener el tono, recuperar la chispa y descansar las patas. Mr Law

17-03

Llegar a este punto con los deberes hechos es el verdadero triunfo. Dudo que al Cosmos le importe mi crono en Jarapalos, así que espero que mi patata me respete el sábado y permita disfrutar lo que me he ganado de pleno derecho. Alea jacta est! – Mr Lizard

17-04

Con la familia se supera mejor tus metas.para que no me la lié mi Law sub 3:15 Mr Pingui

17-05

¡Oh capitán mi capitán! Sigue siempre el camino de baldosas amarillas. –Mr M

17-06

Y al ver su sonrisa, te das cuenta que todo lo sufrido pasa a un segundo plano. Ese instante de felicidad es el que perdura en tu memoria. Mrs Moon

17-07

Porque los Ángeles tienen alas.
Si tu eres un ángel volaras en la Maratón……Y lo dejamos aquí Mr Anfibio

17-08

Hoy otra vez ha tocado correr feliz. Empieza a ser una costumbre. Bendita costumbre! sioperra power, let’s go party Mr TEE

17-09

Este amanecer presagiaba algo grande. A veces los sueños se hacen realidad!! … Semana de descarga para el 4 D y mejor MMP en una Media… Todavia queda trabajo por hacer. Mr Horse

17-10

¡Ultima tirada antes de la Maratón de Valencia…Go to Málaga!!!! Mrs Boots

17-11

“¡Último test premaratón en la media del Rincón con MMP en la distancia, pero lo mejor que a todos los bichos nos salió un día redondo! ¡Ánimo a todos, queda muy poco ya!” Mr Zuri

17-12

Después de una tirada larga de 30km esta es la cara que se te queda. Mrs Pink

17-13

¿Qué sería de nuestros entrenamientos sin la salsa de las competiciones…? Mr Beetle

17-14

Soñando con acabar Sevilla 2017 Mrs Little

17-15

Reseteando y mirando al futuro …sea como sea 4d alli estaremos…por algo somos bichos Mr Chesco

17-16

Cruzando entrenos Mr Vanma

17-17

Menos de un mes para la ultra costa de Almería y el domingo así estábamos el domingo de turismo por Totalán con mi compadre Juanfran…trrrranquilito. Mr Marin

17-18

Haciendo nuevos amigos por Málaga, pero este tiene pinta de calladito..
Mr Mountain17-19

Tras varias semanas … ya por fin salió el sol. Mr Lauval