Muchas veces las metas son ambiciosas, tenemos la voluntad, las ganas, el coraje, el viento sopla a favor… Pero en alguna parte del camino, como siempre,aparece una piedra, una roca, una montaña, que hace que ese camino sea duro, requiera más esfuerzo, más coraje, y allí, tu cabeza piensa… No es imposible, pero nos va a costar, sudor y lágrimas…

Mrs Lagataclu