Bueno, señoras y señores, runners y runnars -no se nos vayan a enfadar los más progre jaja-, primera semana del ciclo de carga y fuerza relativa, primera semana con resultados espectaculares. Os cuento:

Lunes: Sesión de gimnasio -fuerza relativa-, con cargas bastante buenas para el número de repeticiones, y luego 9’76 kms de carrera para oxigenar a 6’17” el km con 142 ppm de media.

Martes: Descanso

Miércoles: Por la mañana toca prueba de esfuerzo, con resultados simplemente brutales -tengo el umbral anaeróbico en 12 kms por hora (5 minutos por km) y 169 ppm. Mi capacidad aeróbica ha aumentado una bestialidad -algo normal entrenando para ultras-, por lo que estoy más que contento.

Por la tarde, caen 9,10 kms a 5’15” de media y 160 ppm. Salgo a probar ritmos y sensaciones, puedo correr por debajo de 5’10” el km con relativa soltura. La media de málaga debería ir bien.

Jueves: Sesión de gimnasio, HIIT, lista en 20 minutos con ganas de vomitar, y luego 5 kms de carrera para oxigenar.

Viernes: Caen 9 kms a ritmo aeróbico, 6’08” de media, 140 ppm.

Sábado: Partido de baloncesto, jugado entero, calculo que 3 kms hechos entre calentamiento y el partido. Un previo muy poco recomendable a una carrera como la que esperaba hoy.

Domingo: Carrera de la Peña el Bastón, MMP con 40’53”. Ha sido un día más que genial tanto para mí como para todos los bichos participantes, que hay hecho unas marcas espectaculares -la mayoría han logrado su MMP. A la vuelta, otros 6 kms corriendo, para un total de 13’680 kms.

Al final, la semana sale con, aproximadamente, 49 kms de carrera a pie y dos sesiones de gimnasio. Perfecto para la semana que toca. Como diría Annibal, del equipo A, “me encanta que los planes salgan bien“!

 

Mr. Law