Faltan pocos días para la gran cita del año, sólo 2 semanas y media para la “VII Maratón de Málaga”, y yo ya he entrado en su órbita gravitatoria, eso se nota, o al menos mi cabeza está emparanoiada con que eso lo debe estar notando todo el mundo a mi alrededor. Cuando logro callar esa vocecita interior (apenas un instante), me doy cuenta de que, aparentemente, todo sigue igual, soy yo.
Soy yo a unos días de intentar enfrentarme a los 42,195 km en 3 horas exactas. ¿Cómo he llegado hasta aquí? Prefiero no pararme a pensarlo mucho, es un reto descomunal, inimaginable para mí hasta hace tan solo unos meses. Pero… ¿por qué no? Es el motor que mueve el mundo, perseguir nuestros sueños, no importa cuántos obstáculos encontremos en el camino, no importa cuántas derrotas tengamos que sufrir, tu sueño debe ser una guía, aprender de los errores, superarte, disfrutar de cada logro, emocionarte, enfadarte, gritar, reír, continuar…
A lo largo de este año he disfrutado muchísimo de este deporte, algo tan sencillo como correr. He podido compartirlo con algunos de mis amigos, me he unido a esta familia bichuna y me siento uno más de la manada (Mr. TEE), y lo estoy compartiendo con mi familia lo que más quiero. Estoy disfrutando de los entrenos y de las carreras, siento como soy feliz corriendo, FELIZ!!!
correr-feliz
Esa es la manera de enfrentarse a un reto como este: debes entrenar, debes esforzarte, debes hacer algunos sacrificios, pero sobre todo, debes soñar con conseguirlo, debes sentir esas cosquillas en tu interior, el bicho, en cada zancada, en cada etapa del camino, que mires atrás y se te dibuje una sonrisa en la cara, que mires adelante y te emociones con lo que viene. Habrá momentos peores, de los que habrá que aprender, y momentos mejores, de los que habrá que alimentarse. Puedes perder, pero nunca debes rendirte; puedes ganar, pero que tu felicidad no dependa de eso; la felicidad está en el camino, en todo lo que te rodea, en todas esas personas que tocan tu vida. Para mí, correr es el canal por el que fluyen todos esos sentimientos.
El 4 de diciembre va a ser un día muy especial, disfrutemos de la épica de la maratón…
Que nadie te haga dejar de soñar…
Mr TEE

Entradas similares

0

0

0

0