Temporada 1. Capítulo 5. Epílogo (Primera parte)

0 104
Para acabar este 2014 vuelvo al modelo tipo serie de tv que utilicé en mi primer post (http://bichosrunners.blogspot.com.es/2014/07/1-temporada-capitulo-1-presentacion.htm ).
Debo disculparme porque habría querido que este serial tuviera muchos más capítulos, acontecimientos, desde luego, no han faltado. Querría haber contado mis sensaciones al ver que @Bichosrunners iba creciendo como grupo a la par que crecía la ilusión por el transcurrir de los entrenamientos para la V Maratón Cabberty Málaga. Pero las cosas casi nunca salen como planeas y, en los primeros días de entrenamiento, más concretamente el primero de agosto, dejé a mi mujer en casa de sus padres y salí a trotar un poco por el puerto de Málaga. No iban a ser más de 45 minutos. Sin embargo, acabaron siendo sólo 15 porque empezó una molestia en la parte exterior del tobillo del píe izquierdo y preferí no seguir. Cojeando llegué a recoger a Mrs. Banders y nos fuimos para casa (para colmo se pinchó una rueda del coche y tuvimos que parar a cambiarla).
Descansé el fin de semana y el lunes bajamos al paseo marítimo a intentar volver al trote pero en seguida el dolor me obligó a parar definitivamente.

 

La semana comenzó con ritmos y sensaciones muy buenas pero unas molestias en el tobillo me tienen parado desde el viernes. Espero retomar los entrenamientos en unos días. 
Uno de los problemas de ser sanitario es que crees que nunca tienes nada malo, tratas las dolencias sin prestarles la más mínima atención y a base de remedios caseros así que, a base de antiinflamatorios y vendajes fueron pasando los meses hasta que, viendo que el dolor persistía decidí hacerme una resonancia: tenía fracturado el astrágalo. Posiblemente el tratamiento no hubiera distado mucho del que había hecho pero a buen seguro me habría cuidado más y quizá la recuperación habría sido algo más rápida.
La cuestión es que la lesión coincidió con el momento en que los nuevos miembros del grupo empezaban a darse a conocer y se buscaban apodo, cuando se bautizaban subiendo al Lobo, justo cuando el whatsapp empezaba a echar humo.
A toro pasado tengo que reconocer que durante algún tiempo me sentí fuera de lugar. No por culpa de los demás sino porque no podía compartir con ellos lo que, en ese momento, era casi nuestra única conexión: correr y entrenar. Me pasaba los días sin hacer comentarios en el chat y sólo hablaba con los del grupo original porque después de algunos meses de relación ya tenía más confianza y temas de conversación más allá del entrenamiento. Pasaba el tiempo y en los sucesivos resúmenes semanales no aparecía ni una sola foto mía en la que pareciera que fuera un corredor. 

 

 

 

 No training No photo 
El grupo fue tomando cuerpo y, gracias a su constante apoyo en todo momento, no perdí el ánimo ni la ilusión para trabajar  por volver.


“Semana de puesta a punto: rehabilitación, podólogo y ciclismo. Sin correr pero siempre un @BichoRunner.” 
Pese a que no pude participar en la Media Maratón de Marbella ni en la Carrerade El Corte Inglés pero la puesta a punto continuaba y finalmente, en octubre pude retomar los entrenamientos, ya un entrenamiento personalizado asesorado, cómo no, por Dani Pérez (http://daniperezrun.com), y por Víctor Hidalgo de Clínica de podología La Malagueta(http://www.clinicadelpielamalagueta.es)  a quienes tantísimo debo de forma completamente temeraria e inconsciente conseguí completar los dos objetivos marcados en la temporada.
El primero era la locura de ir a hacer una “tirada larga” corriendo la Maratón Valencia Trinidad Alfonso. Fue un fin de semana genial  acompañado de Esther, la reportera bichuna (gracias infinitas por estar siempre a mi lado), y corriendo junto a Mamerto y Jose Carlos fue una gran experiencia. Mención aparte merece Luis Gragera que completó su primera maratón y además por una gran causa como es Caritas.

Si quieres recordar cómo fue vista:
 http://bichosrunners.com/historias-de-carreras_3-maraton-de-valencia-o-como-disfrutar-del-running/

A la vuelta de Valencia volví a ver a Víctor Hidalgo y estuvimos trabajando juntos sobre la manera de mejorar mis apoyos en carrera para minimizar mis molestias (es este un difícil trabajo que me espera cara a la próxima temporada que ya está por empezar). Pero, por desgracia, mis molestias crónicas en la pierna izquierda se reprodujeron y, las dos últimas semanas antes de la Maratón Cabberty Málaga tuve que volver a parar. En estas semanas fue fundamental la ayuda recibida por Marian, ya puedo decir que “mi” fisioterapeuta de QI Center  (http://www.qicenter.es). Sin ella no habría podido calzarme las zapatillas el día 7 de diciembre.
Hasta aquí las experiencias previas a la Maratón. Si os habéis quedado con las ganas de saber cómo me fue en la carrera volved mañana.

Mr Banders

SIMILAR ARTICLES

0 49

0 116