Penyagolosa trails, una prueba que suena en todo el entorno ultrero español. ¿Por qué tenía esa fama de carera perfecta y bien organizada?

Desde que salió la oportunidad de verla en directo en Enero, se activó el protocolo Castellón e inició la aventura MIM- Maraton i mitja 63k 3.000m+.

A continuación  un resumen de lo acontecido.

Organización

Una prueba totalmente arraigada en Castellón, con 2,100 participantes,  19 ediciones y fama de ser de las mejores de España, lo cual no garantiza que todo funcione a la perfección, pero en esta carrera TODO es perfecto.

El trazado rápido y totalmente corrible desde el principio, para los que aguanten los 63k.  

La zona preciosa, me recordaba a la zona de Yunquera pero cambiando pinsapos por pinos, salvando las distancias. Prácticamente todo senderos, algo siempre de agradecer.

Voluntarios de sobra, la coordinación pre y post carrera era un baile perfectamente sincronizado con personas que viven la carrera y la miman.

Bolsa del corredor de lo mejor que he recibido, sin llegar al nivel de Bandoleros.

Tratamiento al corredor muy profesional, sin formalismos pero muy serio y  con toda la información muy clara, reflejando tantos años de experiencia de la carrera.

Pertenecer a la Ultra Trail World Tour y conseguir que el año que viene se celebre el campeonato mundial aquí no es de extrañar, y fruto de muchos años de buen hacer.

Buenas sensaciones pre carrera con gran ambiente en la feria del corredor

La carrera

Sin haber estudiado el trazado me puse el objetivo de 7h30′, ¿porque? Intuición ultrera supongo.

Tras la charla técnica, la estrategia estaba clara si quería ir a por ese tiempo.  Los primeros 33k eran rápidos, la gente va a tope y luego lo pueden pagar así que habría que ir con prudencia y no alargar el ritmo fuerte demasiado tiempo.

En el km 5 se produce un estrechamiento al iniciar el primer sendero y aparece el llamado momento lemmings (tapón, corredores en fila y adiós a la planificación). Por tanto estaba clara la estrategia: ritmo a tope desde el inicio y luego ir fuerte pero sin gastar depósitos, que la carrera realmente empieza en el km 33 donde viene más de la mitad el desnivel y es la parte más técnica, al menos así nos lo cuentan los lugareños.

Con esas premisas, me sitúo en tercera línea de salida, con los pro, con los tops, con los ultreros castellonenses,  ¿y por qué no?

Salida. Todos a fuego, salida explosiva desde el estadio de atletismo de la universidad Jaime I (alucinante salir desde el tartán a las 6 de la mañana)  por zona urbana durante 5k registrando ritmos de media maratón (4’10 km)

Kilómetro 10 en 50′, lo de salir a fuego se está alargando, pero el terreno permite correr, son senderos en los que me permite subir a mi ritmo sin problemas, así que me propongo llega al avituallamiento y buscar  reserva de gasolina.

Siguen los kilómetros y ya en posición de carrera fijada, los corredores nos vamos turnando los puestos y manteniendo el tiempo final objetivo, así que bajar el ritmo significaría no cumplir y sigo apretando y corriendo todo el tiempo.

Kilómetro 33. Mitad de carrera y punto clave. Llego con las energías un poco tocadas en los últimos 3 km, ese no era el plan así que activo el protocolo anti pájara y dedico mi tiempo en comer, beber y relajarme. Creo que estoy varios minutos en el avituallamiento, pero me compensan y salgo renovado. Un reset a tiempo es un salvavidas.

Quedan tres subidas largas donde según dicen son muy complicadas.

Decido empezar a usar bastones y subir andando a ritmo fuerte y correr llanos y bajadas para mantener la media.

En parte, me han decepcionado esas zonas difíciles que venían en este tramo. Senderos fáciles de correr salvo alguna zona con piedra suelta pero nada comparado con pruebas como cara los tajos o bandoleros.

Ya con un calor que empezaba a apretar y que sufrirían los que vinieran detrás, entro en meta en 7h31′. Objetivo cumplido y satisfacción plena.

Conclusiones

Y ahora escribiendo estas líneas junto al arco de meta esperando a mis amigos que lleguen, me emociono al recordar la carrera y todas las buenas sensaciones de las que he podido disfrutar en esas 7h 31′.

Disfrutado del ambiente post carrera, momentos unicos e irrepetibles

Creo recordar que es la primera vez que en una carrera larga la gestión de la misma ha sido perfecta, con experiencia y cumpliendo un plan que no tenía realmente planteado.

En carrera siempre voy concentrado, serio y pensativo, solo en los avituallamientos suelto cualquier gracejo a los voluntarios (que bien que se lo trabajan y es la única forma de responderles por mi parte) y me olvido de sensaciones más allá de las musculares o energéticas que no sea la propia carrera.

Ahora ya relajado es cuando me doy cuenta de que estas sensaciones tan buenas no son casuales, es fruto de más de 2 años dedicado a esto y siguiendo cada sesión de entrenamiento al pie de la letra de mi entrenador y amigo Dani Perez.

Sin pestañear, sin dudar ni tan siquiera preguntar por qué, simplemente lo hago, no hay más. Hoy puedo decir eso que me gusta tanto escuchar, y que lo he vivido en total plenitud esta mañana: hoy he jugado con la montaña….y ella ha querido jugar conmigo.

Mr M

 

SIMILAR ARTICLES

0 63

0 21