Reflexiones
Correr oxigena tu mente. Correr segrega endorfinas. Correr genera ideas. Corriendo piensas y reflexionas. Atrapamos nuestras reflexiones generadas al correr para compartirlas contigo. Correr te ayuda a crecer como persona. Aspiramos a que seas mejor persona con nosotros!!!

0 62

Esta entrada que redacto para Bichos Runners nace a raíz de una fotografía…

err01101 Kilómetros de Ronda 2015, salida del avituallamiento de Navetas (vuelta)… ¿quién me iba a decir que en cosa de 20 kilómetros mi cuerpo acabaría colapsado por una Azotemia Prerrenal aguda?

Pero esa es otra historia… como “pago” por esta instantánea, la autora de la misma me ha pedido que comparta con la comunidad de los Bichos mi historia, lo que me parece más que justo, y así surge esta entrada sobre mis orígenes como deportista.

Tenemos que remontarnos a una calurosa mañana de 2007, domingo 5 de agosto, un día después del cumpleaños de mi padre.

Con 15 kilos más, un historial de actividad física casi nulo y un desconocimiento importante del deporte, decidí acompañar a mi padre, consolidado maratoniano, en su vuelta a los entrenamientos tras serios problemas de salud.

No corrimos más de 20 minutos (mi padre consideró que era una distancia más que adecuada para el primer día), y aunque se me hizo eterno me sorprendí enormemente de lo que era capaz de recorrer del tirón (apenas 3 kilómetros, un mundo para mí en aquella época).

Así comencé a acompañarle un par de veces en semana y posteriormente los fines de semana también, aumentando poco a poco la distancia de manera gradual.

Gracias a su tutela fui aumentando mi resistencia, perdiendo peso y conociéndole mucho mejor (parece difícil conocer más a tu propio padre, pero creedme, tantas horas corriendo juntos daban para mucho); acabé enganchado a esto de correr.

Ese mismo año participaría en mi primera carrera popular, la VII Carrera Popular Feria del Rosario de Fuengirola, ya desaparecida, donde tuve el dudoso honor de ser el primer (y último) clasificado juvenil; en cualquier caso fue un buen estímulo, aunque personalmente no corría para ganar nada, simplemente, porque me gustaba.

Una vez al mes o cada dos meses participaba con mi padre en alguna prueba popular, con bastante rendimiento dentro de mi grupo de edad, y en 2009 llegó mi debut en media maratón.

Cumplía 18 años en diciembre, pero algunas medias contemplaban la categoría Junior como “de 18 a 20 años, cumplidos en el año natural en que se celebra la prueba”, así que “legalmente” ya podía estrenarme en la que durante años sería mi distancia favorita.

No pudo ser en Torremolinos, debido a un enorme temporal de lluvia y frío, así que el debut llegó en Málaga, en la XIX edición de la media maratón ciudad de Málaga, en la que obtuve un tiempo de 1:33:46.

err02Hasta 2011 seguí corriendo con mi padre, participando en esos años en 14 medias maratones y varias decenas de carreras populares, cada vez con mejores tiempos; ese año, por problemas de salud, mi padre tuvo que dejar definitivamente el deporte.

Me costó varias semanas, pero al final, me decidí a seguir corriendo en solitario, hasta enero de 2013, en el que me mudé a Nijmegen para estudiar Educación Internacional en la universidad neerlandesa local.

Desde que comencé a entrenar en solitario, salvo en la XII media maratón de Málaga, en la que mi tiempo real fue de 1:29:59 (primera vez que bajaba de 1:30:00), mi rendimiento fue bastante inferior al que había tenido entrenando con mi padre, me faltaba algo… un objetivo…

En los Países Bajos el frio y el clima no fueron los más adecuados, pero me planteé un objetivo; antes de abandonarlo, en junio, recorrería a pie la distancia entre mi piso en Vossenveld (afueras de Nijmegen) y Arnhem (capital de la región), unos 30 kilómetros aproximadamente.

Nunca había corrido más de media maratón, así que, luchando contra frío, viento y tormenta, pese a ser primavera, comencé a entrenar de nuevo.

Par calentarme las orejas usaba las bragas que tenía de varias medias maratones (Marbella, por ejemplo), ya que el viento helado era habitual en mis entrenamientos y me resultaba hasta doloroso el frío en las orejas; así nació mi primer elemento identificativo: El buff.

El 19 de junio de 2009, una semana antes de dejar el país y en compañía de otros dos corredores, Olli etelämaa y Mikael Huhtakangas, empleamos un tiempo de 2:20:06 en recorrer 28,6 kilómetros que separaban Arnhem de Nijmegen, atentamente vigilados por una tormenta con un potente aparataje eléctrico, que no pudo vencernos.err03
Ese día supe que estaba preparado para debutar en maratón, y a mi vuelta me inscribí en el maratón de Málaga.

Combinando los entrenamientos que confeccioné de forma autodidacta tras mucho leer (libros, artículos, tesis…) con mis intensas jornadas laborales como socorrista comencé a prepararme, o de madrugada o al completar mi jornada de trabajo, con lo que se consolidó el segundo elemento por el que me suelen identificar actualmente en las carreras populares: las gafas de sol.

El camino hacia el maratón fue largo y duro, pero lleno de satisfacciones, como la continua mejora en mi marca de media maratón, hasta establecerse en 1:23:59 en la IV media maratón Rincón de la Victoria.

err04

Además, en noviembre de ese año me estrené en trail con un inesperado podio, acabando encantado con la experiencia y, antes aun de debutar en maratón, preinscribiéndome para correr en la próxima edición de los 101 kilómetros de Ronda.

err05
Mi debut en maratón fue la experiencia más dura que había afrontado hacia la fecha con diferencia (3:19:04, rebajado a 3:10:49 en Sevilla unos meses más tarde), pero repetí y además me vi “atrapado” por las largas distancias.

La “historia” reciente ya la conocéis… 5 maratones de asfalto, 2 de montaña y 8 ultra trail entre 2014 y la actualidad, varios cross, un triatlón… realmente demasiado, como me ha hecho ver mi retirada en Alcalá del Valle la semana pasada, en los 101 kilómetros de Ronda.

Me he visto obligado a retirarme en 2 ocasiones, en el VI Andorra Ultra Trail 2014, al que acudí de forma “express” gracias a un dorsal proporcionado por Powerbar, sin preparación ni descanso suficiente, en esta edición de los 101; además, en la I edición del Desafío del Tinto Ultra Trail, que afronté con condromalacia rotuliana, fue neutralizado a pocos kilómetros del comienzo de la prueba, por lo que sumo 3 pruebas inacabadas en estos casi 8 años.

Ello me lleva a reconsiderar mi planteamiento deportivo, en el que espaciaré más las competiciones importantes, evitaré los abusos, y volveré a correr tal y como comencé: para disfrutar.

Ha sido un placer compartir estas experiencias con vosotros, Bichos, os prometo que este verano (según la disponibilidad laboral) tenemos que quedar una tarde o noche para saludar al lobo.

¡Un abrazo!

El corredor errante

www.elcorredorerrante.com

 

0 73
Club deportivo Axarlon, grupo en expansión.

Tras coincidir en distintas carreras, de las cuales se acaban llevando una grata experiencia, surge en José Manuel García y Abel Rincón, la necesidad de concurrir a las mismas bajo un mismo denominador común. Con la unión de Jorge Lozano, Javier Jurado y Manuel Pérez, nace en septiembre de 2.011, Club deportivo Axarlón.

 

El nombre del Club se obtiene tras querer aunar la palabra Axarquía, en referencia a la zona de donde son los componentes fundadores y el triatlón principal deporte en el que participan los mismos.

axarlon2

No será hasta el año 2.013 cuando llegue el despegue definitivo del Club. Llegando a superar a final de este mismo año los 25 miembros. Alcanzando a fecha de hoy los 95 componentes.

En el año 2.014, siendo consecuentes con la idea original que acompañaba el nacimiento de este club, se decidió iniciar los trámites para federar el mismo en la disciplina de triatlón, concluyendo satisfactoriamente.

axarlon1

Respecto a futuros proyectos, no tenemos a corto plazo grandes aspiraciones, sobre todo queremos consolidar el proyecto deportivo que empezó a despegar hace cosa de una año prácticamente. Aspiramos a contar con un proyecto sólido para que CD Axarlón tenga un futuro prometedor. Sin dejar de lado por supuesto, nuestra idiosincrasia, bajo la cual tiene cabida cualquier persona que le guste practicar deporte y compartir entrenos, comidas y charlas con la familia que hemos formado.

 

A su vez, tenemos claro que queremos aumentar la sección femenina del Club, hecho que poco a poco se va viendo reflejado y de lo cual nos sentimos especialmente orgullosos.

axarlon4

Por último, las inquietudes de muchos de los que día de hoy componen la familia Axarlón de la que te hablaba en líneas anteriores, hace que estemos abiertos a federar el Club, como ya lo está en la disciplina de triatlón, tanto montaña como en atletismo, terminando de cubrir de esta manera las aspiraciones e inquietudes de nuestros componentes.

0 56

Solo queda apenas una semana, se empieza a notar en los medios de comunicación. Todos los días paso por la puerta por la que entraré.

Comienza el postureo, hay algunos a los que les coge preparados y a otros no tanto.

En las primeras filas los de siempre, los importantes, un poco mas atrás los tapados los que quieren dar la sorpresa. Todos pendientes, en poco más de dos horas se sabrá el resultado.

Muchos voluntarios en las mesas, muchas decepciones y muchas alegrías, todo el mundo mirarán las listas al final. Las decisiones de última hora condicionaran el final.

De que hablo de las elecciones autonómicas o de la Media de Málaga decidid, las dos citas son muy importantes y compatibles para casi todos.

Podemos hacer muchas similitudes, y encontrar muchos globeros en la política, mucho tapado y mucho recortador, también encontramos buenos corredores y sobre todo corredores limpios, de los que se esfuerzan y se exigen, de los que entrenan.

Yo no voy a defender lo indefendible, hay tramposos en todos sitios, ni voy a poner la mano en el fuego por nadie, pero ojalá nuestros dirigentes y nuestros representantes tuvieran el mismo espíritu que los corredores.

Ojalá fueran capaces de correr al lado de un competidor y manifestarle su respeto, y una vez cruzada la meta y fundirse en un abrazo una vez dado todo, acompañar en el camino al que se queda atrás. Ojalá como ocurre en las competiciones, salvo excepciones contadas, la carrera te pone en tu sitio y te devuelve lo que tú le das, por eso a mí me gusta correr y no me gusta la política.

Ojalá los políticos se esforzaran como nosotros lo hacemos en nuestros entrenamientos, y muchos de ellos que se jactan de ser también corredores porque eso es ahora políticamente correcto, traspasaran los valores del corredor popular a su trabajo de servidores públicos, ojo que aquí también quiero que haya una pequeña autocritica que también tengo que reconocer que de vez en cuando soy un recortador en mi curro.

El día 22 estaré a las 10 de la mañana en la salida de la media de Málaga y por la tarde iré a ejercer mi derecho como andaluz, aun no tengo claro que papeleta voy a introducir en la urna, pero si tengo clarísimo que zapatillas llevaré.

Al final, como he oído en algún sitio, esto es algo más que correr y el día 22 tenemos dos citas importantes, lo único que pediría a los políticos es que dentro de las nuevas leyes electorales permitan a los corredores un permiso para ausentarse dos horas y media para correr una carrera el día en que coincidan porque mi excusa para no hacer una buena marca en Málaga es que el estrés de no saber si tendría que estar en una mesa electoral, no me ha dejado entrenar lo que debía.

 Mr Turtle

0 60

Un domingo me despierto, no sé qué hora es, pero intuyo que es tarde por la claridad que entra por la ventana. Me giro inconscientemente y noto que falta algo. Me falta ella. Las 8 horas de sueño han hecho que olvide temporalmente que ya no estamos juntos. Mil recuerdos se me vienen a la cabeza y me doy cuenta que me va a hacer falta más de una noche para olvidarla.

En esos momentos una enorme sensación de desidia me empieza a invadir cuando de repente al girar la cabeza veo algo que me llama la atención. Ahí estaban ellas, mirándome como testigos enmudecidos de estos dos últimos años de mi vida. Algo viejas y pasadas de moda pero conservando toda su dignidad y grandeza como el primer día. Son mis zapatillas de correr. Debido a que me acababa de despertar y todavía tenía la cabeza un poco nublaba parecía como si las zapatillas me estuvieran hablando. Justo en esos momentos y casi sin pensar salto de la cama de manera casi instintiva, me pongo una camiseta unos pantalones y sin pensar me abrocho las deportivas.

Sin esperar al ascensor enciendo el mp3 y bajo los escalones de dos en dos. Al salir a la calle cierro levemente los ojos al notar el sol en mi cara y empezar a dar los primeros pasos sintiendo que vuelvo a respirar de verdad, lleno mis pulmones de aire y me dedico simplemente a dar zancadas, una detrás de otra, dejándome llevar.

Una de las cosas que me gusta de correr es observar a la gente, sobre todo a otros corredores, me fijo en su forma de correr, en las zapatillas que llevan, la ropa, etc. Y así van pasando los kilómetros cuando de repente me encuentro con ella. Creo que no me ha visto así que yo sigo a lo mío, corriendo, sin bajar el ritmo y disfrutando de mi música favorita.

Al cabo de un rato llego a casa, y mientras me ducho caigo en la cuenta de que esta es la esencia del running: simplemente desconectar y disfrutar de lo que más te gusta durante unas horas al día. Esa sensación de llegar cansado a casa tras una buena carrera es algo único. Como dijo alguien una vez “el running es como ese viejo amigo que siempre está dispuesto a echarte una mano”.

 Mr Moto

 

0 63

Y ahí se encontraba, tras pasar trabajando cuarenta y seis horas y media y sin apenas dormir nada (apenas dos cabezadas mal dadas), tirado en la cama sin poder pegar ojo. Después de estar un par de horas dando vueltas, desesperado, salta fuera de la cama y sin pensarlo se pone unos pantalones cortos, una camiseta y se calza las zapatillas y se tira a la calle. Con la complicidad de la oscuridad de la noche, y protegido por las sombras que provocaban las nubes al tapar la luna por momentos, echó a correr. Con el empuje de la sensación de que te persigue algún peligro comenzó a correr cegado. A dicha sensación la expulsó de su mente una tormenta de pensamientos que fue inundando su mente hasta ahogarla por completo. Sin ver nada y sin poder poner orden en su cerebro, continuó corriendo sin parar.

En una de las bocanadas de aire que inhaló percibió unas trazas de aroma a salitre, sin darse cuenta y sin saber porqué, guiado por su olfato inconciente siguió dicho rastro. Cada vez este perfume embriagador se hacia más y más intenso hasta que una brisa húmeda con aroma a mar y los rayos de la luz de la luna empezó a despertarlo de su letargo. Hipnotizado por la esencia que captaba su olfato continuó corriendo, esta vez no tan desesperado.

01Cuando se quiso dar cuenta, se encontraba parado en medio de una arboleda, mientras observaba las copas de los árboles, el salitre aguijoneaba sus pulmones debido a sus profundas bocanadas de aire que daba para poder volver a la calma.

Una sensación de calma y paz le invadió el cuerpo. Se sentía calmado y asombrado por el majestuoso paisaje que se aparecía ante sus ojos. Los claroscuros de la luz de luna provocaba en ese pequeño bosque de árboles centenarios que formaban el parque le creó la sensación de estar confuso y perdido. Se sentía aturdido y desorientado. Ese parque por donde tantas veces había estado, donde tantos y tantos ratos había pasado recorriendo sus senderos, sus fuentes y donde vivían aquellos bancos, fieles testigos mudos de tantas historias.

02Allí estaba, parado ante aquellos troncos de los que por primera vez se percató de la calma que transmitían. Esos tonos grises con manchas verduscas y marrones, cual pieles desgarradas por el paso del tiempo, acompañados por ese aroma a mar que te hipnotiza y cautiva.

03Se sitió engullido por una tranquilidad y paz lapidaria.

Con esta sensación e imagen recorrió de nuevo el camino de vuelta acompañado por el olor a salitre, la luz de laguna y el “chiriviri”, tan nuestro, de esa e irrepetible noche malagueña.

                                                                                               Mr. Boar

0 48

Estaba yo tranquilamente reposando la comida post-cumpledemamá (FELICIDADES MAMÁ!!!!!), cuando, de repente, algo inesperado vino a turbar mi paz interior. Y es que estaba ojeando mi facebook tumbado plácidamente sobre la cama -sí, los runners también nos tumbamos, pero no es por vagos sino para propiciar la supercompensación muscular-, cuando leí el siguiente post desde el blog de otro runner -al cual por cierto no tengo el gusto de conocer-:

http://ciudadanorunner.blogspot.com.es/2015/02/carta-un-imbecil.html

En dicha publicación, nuestro compañero de kilómetros pone a caldo a un personaje público -Salvador Sostres- por su, digámoslo con un poco de educación, poco acertada visión del deporte en éste otro artículo:

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/guantanamo/2015/02/16/las-endorfinas.html

Pues bien, como buen runner imbécil que soy, no puedo por menos que hacerle la réplica al personaje éste que se hace llamar escritor y periodista; y ya de paso ahondar un poco en ciertos aspectos tanto físicos como mentales sobre éste deporte que tantas alegrías nos proporciona -porque, claro está, los imbéciles como nosotros nos alegramos con poco.

1.- En primer lugar, señor Sostres, las grandes categorías de la vida no son algo objetivo, sino que a cada cual le proporciona felicidad una u otra cosa en función de mil y una circunstancias. De lo contrario, y aplicando su lógica, tan sólo los pocos privilegiados que escriben artículos serían felices. Por lo tanto, su teoría acerca de la felicidad queda, de plano, descartada.

2.- Además, no contento con esa afirmación, se le ocurre decir que para buscar el placer en el deporte uno debe tener una vida vacía. Esto merece un poco de atención por mi parte. Soy un joven trabajador autónomo que tiene la suerte de vivir de lo que le APASIONA, que cuenta con un nutrido e inmejorable grupo de amigos -entre los cuales incluyo, por su puesto, a los BICHOS RUNNERS-, que tiene una familia a la que poco o nada más puede pedir, y que por suerte no tiene más problemas actualmente que los normales de la vida diaria.

Quiero decir con ésto, Salvador, que soy PLENAMENTE FELIZ en mi vida. Y aún así, me gusta, no, ME ENCANTA correr: por asfalto, por montaña, por carriles, por hierba, y hasta en la puta cinta del gimnasio cuando no queda más remedio.

¿Le resulta a usted duro de entender esto? Intentaré hacer un esfuerzo explicativo para que lo pueda entender hasta un mono amaestrado -espero que esté a la altura, no soy capaz de rebajar más mi nivel explicativo-: el deporte, cualquier deporte, provoca que se eliminen toxinas, regula los niveles de azúcar y colesterol, ayuda a controlar el peso, y, en general, MEJORA LA SALUD. Por tanto, es LÓGICO que el deporte haga que las personas se sientan bien consigo mismas.

3.- Lo que de verdad me ha ofendido es éste tipo de afirmaciones suyas: “hay que ser realmente un triste, y no esperar nada de la vida, para ser vegetariano o disfrutar comiendo verduras. Para comer bien hay que haber matado antes. Todo lo demás es para señoritas aficionadas, gordos que necesitamos parar y personas que no saben ser felices.”

Es frecuente en nuestra era tan relativista que mucha gente eleve a categoría trivialidades como el deporte, que a los artesanos se les considere genios y que a cualquier artista pop se le llame Dios. Tiene que ver con este ejército de holgazanes que siempre se queja y que todo lo quiere fácil. Tiene que ver con este ejército de almas sin tensión que, como el diablo, son legión. La falta de jerarquía, la falta de rigor. El olvido de cualquier espiritualidad, y luego ya las endorfinas. ¿A quién se le ocurre?

Pero no hay demagogia más baja que el placer que viene del cuerpo, ni ocupación más vulgar que darle a la mente que forzar el cuerpo al límite de su agotamiento.”

El único placer verdadero es el que viene del alma o del cerebro. Tenemos iglesias y tenemos restaurantes. Hoteles prominentes, majestuosos bares. El amor y sus muchísimas formas de darlo.

Hay un imbécil que corre para sentirse bien. Recemos por él. Y traiga champán, que yo ya he nadado.”

Al leer ésto ya me he calentado. Triste hay que ser para, siendo un cerdo grasiento e irrespetuoso con los demás, dedicarse a atacar a los que practicamos deporte por no tener los COJONES suficientes para practicarlo usted también.

¿Que todo lo queremos fácil? Pero caballero, ¿ha probado usted a intentar siquiera correr 10 kilómetros seguidos? Es increíble que haga esta afirmación cuando el deporte se basa en la superación de los propios límites de uno mismo. Intente correr una maratón y verá lo fácil que lo queremos todo. Y ésto mismo es aplicable a su perla sobre forzar el cuerpo.

Por otra parte, es impresionante que hable usted de placer del alma y acto seguido mencione restaurantes, hoteles y bares. ME DESCOJONO directamente.

Y respecto a su calificación de imbécil, sí, soy un imbécil por perder el tiempo en contestar su estúpido texto, pero es que me ha tocado la fibra…y total, hoy ya he cumplido con mis 12 kilómetros de imbecilidad.

4.- Creo intuir que usted piensa que el deporte es para personas de poco trasfondo personal y más bien tontas. Pues de la foto de arriba, le comento: un economista, una enfermera, un auxiliar de enfermería, dos ingenieros, un empleado de banca, un directivo de una gran multinacional, un psicólogo, una terapeuta y un abogado -servidor. Todos muy tontos y muy zafios, sí señor.

5.- Soy un corredor popular de 85 kgs que empezó a correr porque pesaba 110. Por tanto, sé de lo que hablo cuando digo que el deporte es salud, que te hace sentir infinitamente mejor contigo mismo, que te proporciona una forma física que a todos nos gusta lucir, que proporciona felicidad -sí, las dichosas endorfinas-, y un largo etcétera que no es plan de alargar.

Por lo tanto, amigos míos, cuando un impresentable como éste os diga que el deporte, sea el que sea, es para imbéciles, contestad con un aforismo de sobra conocido por todos: mens sana in corpore sano.

 

Mr. Law

0 22

La montaña para mí era, es y ha sido mi vía de escape y válvula de desconexión cuando el mundo me asfixiaba, y por lo fácil que es encontrar montaña por Ronda.

El 13 de Enero de 2014 llegué a mi tope cuando descubrí que al ponerme unos pantalones nuevos, comprados hace poco, no me cerraban y que algo raro pasaba aquí.

Enero 2014Ese día decidí irme a la montaña para replantearme aspectos que llevaban tiempo rondando en mi cabeza y ver cómo podía encauzarlos. Mi bajo estado de forma y el asma al que llevo ligado desde que nací, acarreaban serios problemas sino ponía remedio, y me plantee empezar a correr, por ser deporte accesible y barato.

A la primera intentona duré dos semanas y volví a dejarlo, harto de los inicios con agujetas. En Mayo después de los 101KM-24H, la gran prueba de la que Ronda es cuna, me dije ”yo esa la acabo el año que viene”.

Me marqué un objetivo a corto plazo para empezar, la carrera nocturna de “Las 3 Murallas”, en Ronda. “Inscripción hecha, ahora toca entrenar que no pretendo acabar arrastrándome” – me dije.

Dicha prueba constaba de un circuito de 7,5 km en dos vueltas a Ronda combinando asfalto y trail, un recorrido duro de sube y baja. Para planificarla, como no, empecé a irme a la montaña y esta vez las sensaciones eran distintas, el objetivo me animaba salir a correr y esta vez sí veía cambios, tan simples como hacer el mismo recorrido en menos tiempo.

Los días previos a la carrera fueron de mucha incertidumbre, mucho trabajo mental y el ya clásico por todos los novatos “¿Y si no la acabo?”.

La carrera no solo la acabé, lleno de dolores y calambres por supuesto, sino que la terminé con un tiempo muy respetable para el entreno que había realizado: 1h 46’. Aquel día saqué el BICHO que llevaba dentro.

Hoy más de un año después, vengo de mi visita anual al neumólogo, y no solo es que esté mejor, estoy como nunca había estado: no tengo crisis de asma, mi capacidad pulmonar ha mejorado en un 8% y peso 12kg menos que cuando me metí en este mundo.

Enero 2015

Correr se ha convertido para mí no solo en un deporte, sino en imprescindible en mi día a día, por los valores que aporta de esfuerzo, sacrificio y superación, y además como filosofía y estilo de vida.

Por eso ahora entiendo la frase de “lo que no te mata, te hace más fuerte”. Efectivamente me hizo más fuerte mentalmente, por eso cada vez que salgo a entrenar y sobre todo a la montaña, me acuerdo de los primeros días malos. Mi reto ahora es divertirme en este mundo y seguir superándome a mí mismo.

¿Merece la pena el esfuerzo? TOTALMENTE. Y esta es la historia de cómo me convertí en Mr. Mountain.

Mr Mountain

0 60

En la vida siempre es necesario tener metas, marcarse objetivos, tener ilusiones y siempre sin mirar ni tener complejos de ningún tipo. Es lo que nos da a las personas esa energía necesaria y nos hace renovar día a día las fuerzas conforme vamos aclarando el horizonte temporal del objetivo establecido.

La disciplina y la constancia son la clave del éxito, que se sustentan en el convencimiento y la claridad de ideas de la meta que queremos cruzar.

Hoy leo un post en donde mi amigo Mr M marca un objetivo concreto con lugar, fecha y detalle de una prueba deportiva exigente donde las haya en donde la preparación física y psicológica serán determinante.

Ultra Trail del MONT BLANC, leerlo y me quedo helado. ¡Uff! – pienso. Prueba deportiva exigente como pocas, durísima de afrontar mentalmente y humildemente algo utópico e impensable para mis posibilidades físicas y psicológicas. Pero sin embargo pienso en mi amigo Mr M y de inmediato asiento con la cabeza y me digo a mi mismo: si, si le veo cruzando la meta. Le imagino levantando los brazos, con su visera, su sonrisa picarona y señalando su camiseta de los bichos runners y pensando en mucha gente, en su gente y entre esa gente su grupo de atletismo, su grupo de amigos, los bichos runners.

En este camino hacia ese objetivo vas a tener a tu familia, amigos y como no a los bichos runners. Quedan por delante muchas tiradas, muchas pruebas. Será bonito acompañarte en este viaje. Seguro que aprenderemos todos y tu triunfo será en parte el triunfo de tu familia, amigos y el nuestro.

Me gusta tener amigos con esa determinación y con esa ilusión, compañeros de viaje de esta índole que nos aportan ese toque de sal y pimienta que todos debemos tener en la vida.
Gracias Mr M por hacernos partícipes a los amigos de tus metas.

¿Sabes? You will never run alone.

Mr. Fighter

0 77

Cuando el Bicho de Mamerto me pide que escriba cuales fueron los inicios de Marea Naranja, en principio me ilusiono, después pienso quién soy yo para escribir esto y cuando por fin me decido, pasa lo que pasa ¿Por dónde comienzo?.

Pues todo empezó a través de las redes sociales en el verano de 2011, cuando una tienda de deportes SPORTCITY decide organizar una quedada para correr, nivel principiante, ¿y adivináis que regalaban solo por asistir? Pues sí, eso es, una camiseta técnica naranja. Quién nos iba a decir en aquel momento, que se formaría un grupo humano tan fabuloso, allí estábamos Juan Carlos Aguilera, Norberto, Julián, Roberto, Ana, Víctor, Martina, por supuesto nuestro Presi Alejandro (el padre de la Marea) y tantos otros que se sumaron a estas quedadas dónde nos reíamos, lo pasábamos bien y sudábamos un rato.

110829 021

Pronto llegó nuestra primera carrera juntos, la del “CORTE INGLÉS”, con esa foto delante de Hacienda (no habría sitios…) dónde ya aparecen Ana, Berta, Patri, Salva, Ángel, los Davids, Oscar, etc…

111030 066

Llegaron otras quedadas especiales como la que llamamos la Carrera de los unos, el 11-11-11 intentando terminar a las 11 de la noche, donde recorrimos el centro de Málaga por la noche vestidos con nuestra camiseta tan “discretita”, la sensación era brutal porque nos divertíamos juntos, lo pasábamos en grande y poco a poco se iba forjando una gran amistad, sin ni tan siquiera pensarlo.

111111 mareanaranja1

Empezamos a organizar quedadas cada vez más grandes y con un objetivo solidario, como la San Silvestre Palma Palmilla, La Carrera de la Luna, etc… Si algo distingue a este grupo es el gran corazón de sus componentes, especialmente Ana y Berta que siempre están dándole vueltas al coco para aportar nuestro granito de arena en esta sociedad tan necesitada de grandes personas como ellas.

111231 sspalmapalmilla7Carrera de la luna 2014Carrera de la luna 2014 2Hay un momento especial que no quiero pasar desapercibido en esta crónica, cuando Alejandro decide cerrar SportCity, recibo su llamada y me emociono al recordar como expresaba su intención de seguir organizando esas quedadas naranjas, “lo más bonito que me ha pasado con la tienda es Marea Naranja y debe continuar, ¿me ayudas? Casi me hace llorar el mamonazo, y hasta hoy.

Este grupo sigue creciendo, nos ayudamos unos a otros, nos apoyamos y nos alegramos de los éxitos tanto personales como deportivos.

Nuestros mensajes principales son: “Hacemos deporte, síguenos” y especialmente “Nunca correrás sólo” “You´ll never run alone”

110925 MEDIA MARATON MARBELLA FOTO DIARIO SURNo me quiero extender más, nos puedes encontrar en twitter @MareaNaranjaRun y las quedadas las publicamos en www.meetup.com/Marea-Naranja

@Surman1

0 65

Nunca supe por qué comencé a correr, quizás fuera porque nuestro profesor de Educación Física, Antonio Cabrera, era muy dado a deportes como Atletismo y Orientación: esos deportes que hace 20 años nadie quería practicar y que solo movía la pasión, la pasión de unos apasionados.

Si supe porqué comencé el deporte, mis padres nos apuntaron a mi hermano y a mí, a la escuela de natación del Cerrado de Calderón (dónde ya practicaba mi hermana mayor).

Mis padres y mis profesores me educaron, me dieron valores y me enseñaron un mundo dónde aplicarlo, el deporte era una opción, una opción como otra cualquiera, que yo abracé fuerte.

Correr comenzó a hacerme feliz muy pronto, no era el mejor, pero si era de los pocos que lo hacían y el resto de compañeros animaba. !Vamos Dani! Me gritaban desde las gradas de la Ciudad Deportiva de Carranque, y aunque yo era el más lento de ese equipo de 4, en sus gritos no se reflejaba.

Y así, sin quererlo llegó mi primer entrenador. En el colegio Ángel Carmona se encargó de la sección de atletismo, y de paso del resto de mi carrera deportiva. Me cogió de la mano tan fuerte que juntos fuimos subiendo peldaño a peldaño, zancada a zancada y etapa a etapa, logrando algunos éxitos deportivos y experiencias personales, que se convertirían en mi forma de vida.

D01Todos crecemos y por el camino vamos decidiendo que queremos ser de mayor. Y así primero corres, luego piensas en correr, más tarde tienes la suerte de dedicar la mayor parte de tu tiempo a ello, y así deseas para los demás, lo mismo que para ti. Y así te haces entrenador, con formación, experiencia e inquietud, con las ganas de poder enseñar a los demás, lo gratificante de correr, todo lo que ello te puede aportar en la vida.

Y a la vez que corría me formaba y a la vez que me formaba corría, poco más ocupaba mi vida. Me diplomé en Magisterio por Educación Física en Málaga, y me licencie en Ciencias de la Actividad Física en Barcelona; ahora estudio un Máster de Alto Rendimiento en Madrid.

d02

Y en todo ese camino conocí a muchos atletas y a grandes personas. Unos pocos depositaron su confianza en mí, para que yo fuera su entrenador.

Más tarde me llegó la oportunidad con la Maratón de Málaga. Iba a ser el entrenador de un montón de personas inquietas como yo, que un día decidieron que el día más importante de su vida, iban a correr 42km y 195metros, como hizo Filípides, pero sin morir en el intento.

malaga-maraton-2014-1fase-entrenamiento

Intentar entrenar a gente que no conoces es difícil, no sólo desde el punto de vista más científico de la tarea (pues creo profundamente en el entrenamiento individualizado), sino en el aspecto moral. ¿Cómo convencer a alguien que no conoces, de que lo importante no es la meta, si no el camino? Y hacerlo solo con unos cuantos documentos.

Todos los atletas necesitamos ayuda. Seamos altos o bajos, fuertes o débiles, lentos o rápidos, necesitamos alguien que nos marque el camino, que nosotros mismos queremos recorrer. Lo fácil sería trazar una línea recta, a través del bosque, y con maquinaria y excavadora hacerse paso a través de él. Pero nos estaríamos perdiendo las piedras, las subidas, las bajadas, las curvas, las grandes rectas, los arroyos, las montañas…y todos los animales de ese glorioso camino.

Así me encontré con los BICHOS, recorriendo mi camino, en el arte de vivir y correr, intentando ayudar a la gente a hacerlo, no igual que yo, tal vez mejor, pero sí disfrutando, si es posible más.

IMG_5136

Yo era un Bicho, un bicho sin manada, un bicho que conoce muchos bichos, un bicho al que vosotros pusisteis nombre cuando nos encontramos en el camino.

Mr. Sensei os da las gracias, por la camiseta y por correr, por correr por el mismo sitio, vuestro corazón.

Dani Perez – Mr Sensei