Tags Posts tagged with "Motivación"

Motivación

0 93

Una historia gráfica…

 

The origin. “Houston, we’ve got a problem!

The day before

The wound. The beginning of the end

The day after

Well

Good

Getting up

Ok

The walking alive

Great!!!

28 days later!

Dedicado a todos los que nunca se rinden, a los que encajan el golpe y se levantan para seguir luchando, a los que mantienen el ánimo, la alegría, el optimismo, y siempre tienen una sonrisa para continuar adelante. A Mr. Figter, a Mr. Boar, a todos los Bichos que nos enseñan el camino y son un ejemplo a seguir. A Mr. Fogg y Mr. Bart, siento haberos preocupado, AMIGOS. A tod@s vosotr@s, mis Bichos y Bichas, por vuestras muestras de cariño, vuestro apoyo, vuestro ánimo. GRACIAS!!!

 

 

 

Que nadie te haga dejar de soñar…

#StayStrong

Mr. TEE

 

0 93

Puede ser el tercero, quedan sólo 21 días y ya noto ese cosquilleo y temblar interno tan difícil de controlar.

La verdad es que le estamos perdiendo el respeto a esto de correr, a salir cada tarde y hacer 10-15km como si fuese un paseo, a veces me pregunto si en un futuro será bueno esto que hacemos hoy.

Puede ser el tercero… me repito una y otra vez.

¿Has entrenado bien? Se pregunta mi cabeza. He cumplido, mejor o peor, días más rápidos, días más lentos, pero en líneas generales puedo decir que he cumplido. No he seguido el planning a rajatabla, para poder hacerlo tendría que ser deportista y dejar de ser enfermera, hija y novia. Me vienen largas semanas con 5 días de entrenamientos, tengo que reducirlo a 4 días y a veces privarme de cosas, así que puedo decir que si privarme de cosas y salir a entrenar es cumplir, yo he cumplido.

Siento miedo, sé que hasta el km 21 será relativamente fácil, será como un paseo acompañado al son de las palmas de los sevillanos y familiares que desplazados hasta Sevilla animen a sus corredores y al resto de maratonianos. Me da miedo el MURO; que llegue y no sea capaz de “saltarlo”, que mi cabeza diga hasta aquí aunque mis piernas puedan un poquito más…

Me pregunto en qué pensarán el resto de corredores cuando les sobreviene el temido muro. ¿Agachamos la cabeza y nos vamos? ¿Dejamos el sueño incompleto?  ¿Abandonamos esa ilusión?…

El mundo no entiende a los que corren, y no lo entienden porque no lo han hecho; ninguno de ellos ha disfrutado una maratón, ninguno ha sentido ese dolor físico que casi te parte en dos, ninguno ha visto a otro corredor acalambrado y le ha ayudado con el último gel o la última sal que te queda a pesar de saber que quizás tú puedas necesitarla más adelante… ninguno ha hablado con alguien que no conoce de nada, ninguno ha levantado jamás el brazo de otra persona al entrar en meta y se ha abrazado con un desconocido sólo por haber corrido junto a él; porque señoras y señores, maratón es eso, enseñanzas de vida.

Os voy a contar que fue lo que me llevé de mis dos maratones, no sólo una medalla y una camiseta que guardo como un tesoro, me lleve mucho más, algo casi indescriptible con palabras, muchas emociones, muchísimos recuerdos.

En mi primera maratón (Málaga 2014) aprendí que si quieres ir rápido es mejor ir sólo, pero que si quieres llegar lejos es mejor ir acompañado. Conocí a JC, si, a nuestro pelocho, un niño especial que cada día que pasa se nos hace mayor. Nos dió tiempo a hablar de muchas cosas, os podéis imaginar en 5h11’… supe de su vida, y creo que eso fue lo que me llevo a la meta, ¿cómo alguien tan especial tenía una historia así?

En mi segunda maratón (Málaga 2015) aprendí lo importante que es la ayuda del otro. Ver al presi en el km 30… fue mejor que encontrar agua en el desierto!

Fueron 12km donde lo único que le repetía una y otra vez era que no dejara que la liebre de 4h30′ nos adelantara y si me tengo que quedar con algo es con ese abrazo tuyo al llegar al km 42… justo donde comienza la alfombra azul que te lleva a la gloria donde me dijistes “enhorabuena campeona, lo tienes hecho y lo único que verá la liebre de 4h30′ será tu culo”.

Para quienes lo veáis de fuera quizás no lo veáis importante pero estos gestos son los que agrandecen a las personas y son los que se recuerdan siempre.

Ahora sólo quedan 21 días, y lo voy a hacer. Tengo 42km por delante, para pensar, recordar, aprender y emocionarme; hay 42 motivos para seguir adelante, para no flaquear, y este año lo haré por ti papi; porque él fue y demostró ser un campeón cuando tuvo que hacerlo, lidiando con el hombre de la guadaña a escasos metros, ese sí que fue un muro difícil de superar y si tú lo hicistes… a mí el 19 F no me va a parar nadie.

Sevilla 2017 sera mío y de toda la manada, porque no debemos celebrarlo por llegar, sino por estar.

Mrs.Little

 

 

 

 

 

0 68

6:54 am. Suena el despertador como todos los días, Radio Nacional me despereza con sus voces, esos no duermen nunca y me aseguran un despertar a ritmo de palabras. Apuro unos minutos y me levanto de un salto para iniciar el día. Es 12 de Enero de 2017. No es otro día. Es el día.

Mi reloj me lo recuerda desde hace 2 años que este es el día donde se debe empezar a gestar el sueño, el día que se pasa de ilusión lejana a sueño realizable, el inicio de un viaje apasionante a lo desconocido, directo al corazón de Europa para rodear su cumbre más alta en menos de 46 horas.

La mañana transcurre con cierta normalidad, similar a cualquier otro día mientras que se acerca la hora del momento decisivo.

Sé que no las tengo todas conmigo, que las probabilidades no me dan la victoria asegurada, de hecho pierdo el partido antes de empezar por 2 a 5, pero hay que usar el poder oculto del pensamiento positivo y cualquier otro elemento de persuasión y me aferro a él los días previos.

Palabras cruzadas con la manada los momentos antes de que se publique el sorteo me tranquilizan. Ellos, mi gente de correr, siempre los he sentido detrás empujándome en cada ultra que he hecho. Es como si les debiera en parte estar aquí ahora mismo y no quería defraudarles. Aunque parezca que practicar ultras es algo solitario, no es así. Todas esas horas de soledad en el monte genera vínculos más fuertes con los tuyos. Se piensa y mucho, unas veces en silencio y otras en voz alta. Y esos lazos forjados en soledad se trasladan al día a día en forma de cariño y amistad.

Se acercan las 10 de la mañana. Resuena en mi cabeza una vez más la marcha Radetzky (Johann Strauss padre, 1896). Al igual que en todo inicio de año, esta marcha sirve de banda sonora para purgar y resetear, mirar hacia el futuro y proponerse objetivos a cumplir, así que es buen momento para invocar al mariscal de campo Joseph Wenzel Radetzky una vez más.

Lo tengo todo preparado. Los vuelos seleccionados y el alojamiento localizado tras buscar y rebuscar la mejor ubicación con el mínimo coste, todo a tan solo un clic de ratón. Me imagino que los otros 7.000 corredores estarán haciendo lo mismo que yo y se agotará pronto la oferta.

Son las 10 de la mañana del 12 de Enero de 2017. Es mi momento. Es hora de mirar al destino cara a cara, entro en la web de la prueba y allí está mi nombre.

Refusé. No se Francés, pero no lo necesito para saber el resultado del sorteo.

Miro la pantalla del ordenador y allí estaban las ventanas abiertas de easyjet y booking preparadas para darle al botón de pagar  que me llevarían al epicentro del ultra trail mundial y no podía.

Vuelvo a mirar la web de la organización. Refusé. Ahora parece que leo el francés como si fuera mi lengua nativa, porque lo entiendo a la perfección, incluso me atrevo a decir que hasta hubiera pronunciado perfectamente la “R” francesa como si hubiera nacido en el mismísimo Chamonix.

Refusé. No había nada más que hacer que esperar otros 12 meses hasta que llegara mi hora. No entraba en mis planes esta situación. Intento tener todo lo controlable controlado, pero obviamente este punto estaba fuera de control, así que simplemente me sentía consternado por no poder seguir mi estrategia, de seguir mi segunda fase del plan.

Hablo con mi círculo más cercano. Les doy la noticia. Vuelvo a mirar la pantalla y allí estaba la palabra centelleante enfrente de mis ojos. Refusé.

En un acto de autodefensa, me intento convencer de que la vida sigue igual, que si no ha podido ser este año, el año que viene tendré más oportunidades, ya que tendré doble boleto en el sorteo, y me hago la eterna pregunta que te persigue cuando estás de bajón en toda carrera, ¿y para qué quieres correrla?.

Unos segundos de silencio y sin tener respuesta a mi pregunta, de repente me viene a la mente la primera vez que tuve constancia de esta carrera.

Era el 2014, acababa de empezar a correr trails y por casualidad me encontré por la red una retransmisión en directo de una carrera, en donde había muchos españoles y dos de ellos iban en segundo y tercer lugar. Cuando me enteré de que era una carrera de 170 km simplemente me quedé sin palabras. ¿Es posible correr esa distancia sin descansar ni dormir?

Mi interés por la retransmisión aumentó aún más cuando el comentarista explicaba que los dos españoles llevaban corriendo juntos desde el kilómetro 100, porque auque con muchos problemas fisicos, uno iba bien bajando y el otro subiendo, y así se ayudaban para poder llegar a meta y hacer pódium los dos juntos.

Aquello me dejó enganchado a la pantalla y desando ver a esos dos guerreros cruzar la meta juntos.

Desde ese momento, cada vez con más entusiasmo e interés miraba de reojo la prueba, los artículos, las fotografías y los videos de aquellos parajes espectaculares de dónde venían historias de sufrimiento y superación. El resto de la historia, ya la he ido contando desde hace 2 años en esta web.

Ahora me tocaba empezar de nuevo, retrasar 12 meses el plan y esperar de nuevo mi hora. Siempre se confirma que la vida es una ultra trail, y en este caso no iba a ser muy diferente.

En una ultra siempre hay momentos de bajón y momentos pletóricos llenos de efusividad, los sentimientos positivos se mezclan con negativos y generan una oleada de sentimientos en un corto espacio de tiempo.

Ahora estaba en uno de esos momentos de bajón, de pinchazo como llamamos en las carreras. ¿Pero va a acabar todo aquí? ¿De verdad que no puedo hacer nada para conseguir dorsal y cumplir mi reto UTMB 2017?

Aún no tengo una respuesta clara a mi pregunta de por qué hago ultras, pero si algo he aprendido en esto de correr, es que si se sabe aguantar los momentos malos, casi de forma mágica emergen energías de la nada que te hacen levantar vuelo que finalmente te llevan a la línea de meta. Son momentos en los que hay que pararse a evaluar la situación y tomar las decisiones correctas. Ahora es uno de esos momentos. Toca pensar, ver opciones y reformularse la pregunta que inició todo esto, ¿cómo sonará la marcha radetzky a los pies del Mont Blanc?

Esto no acaba aquí. Objetivo UTMB 2017 sigue adelante.

Mr M

 

 

 

 

 

 

 

0 75

Soy un romántico.

Así de rotundo y de tajante, sin matices ni medias tintas. Soy de los que anhelan esa sensación que se produce al realizar algo que ansías por primera vez. Y es por eso que suelo rememorar a menudo aquel primer fin se semana de Diciembre del año 2014, cuando enfundado en una camiseta que representa los mejores valores que el deporte puede albergar, rebosante de miedo, incertidumbre y ganas, comenzaba mi andadura en la mítica distancia.

Dos años y mucha experiencia acumulada después, aqui estamos nuevamente, a escasas dos semanas de comenzar a recorrer la mejor ciudad del mundo a pie. Y esto, para un romántico declarado como yo, es muy bueno, pues no conozco otro acontecimiento en la vida que me haga sentir estos nervios en la boca del estómago cada vez que se acerca (y eso que llevo a mis espaldas varias maratones de montaña y 3 ultras, mas dos maratones de asfalto). ¿Os imaginais sentir cada vez que teneis sexo la misma sensación de nerviosismo y ganas de vuestra primera vez? ¿Esos nervios del conductor novato en cada ocasión que se sube al coche? Pues eso es exactamente lo que sucede con la maratón: por muchas que pasen, los nervios y la incertidumbre no hay quien los evite.

Y no nos engañemos, del mismo modo que vuelven los nervios por comenzar, soy consciente de que no todo serán alegrías y risas, sino que llegaran los calambres, dolores musculares, rodillas inflamadas, pájaras monumentales, y mucho, pero que mucho sufrimiento. Pero no creo que exista satisfacción sin una pequeña dosis de sacrificio, y cuando este es compartido junto a buenos amigos, es mucho más fácil de sobrellevar y mucho mas gratificante cuando se ha superado.

Si a esto le unimos que el club que por aquellos días estaba en sus albores ahora es todo un referente en Málaga  (y casi diria que también fuera de ella) por los valores que transmite, por la bondad de sus integrantes, por el compañerismo, la solidaridad…todo ello crea una mezcla de sensaciones que hacen imposible no emocionarse en estos dias previos, una vez que se va de la cabeza la presión por el entrenamiento y se sustituye por el sosiego del descanso y la buena alimentación.

Y a raíz de estos pensamientos es imposible no rememorar el porqué de que este nuevamente a escasos días de cruzar la línea de salida de la mítica distancia. En aquella ocasión fue mi padre, en esta es mi segundo padre -mi abuelo- el que no estará para coger el teléfono y escucharme emocionado contarle las mil batallitas que surgen en apenas 4 horas.

Por eso, en esta ocasión, cuando llegue la ostia -porque sabed que llegará- serán dos personas las que ocupen mi pensamiento y me hagan avanzar hasta cruzar el paseo del parque y reunirme con mis amigos.

Porque la vida se conforma de vivencias; pero también de recuerdos. Porque, qué le voy a hacer: soy un romántico…

Mr Law

0 59
MLG.11/04/2010.- XX MEDIA MARATON CIUDAD DE MALAGA.-ARCINIEGA

Correré mi primera maratón a los 50, correré mi primera maratón a los 50, correré mi…

Reconozco que soy un bicho raro: que una mujer decida estrenar la cincuentena corriendo su primera maratón no es lo habitual, aunque afortunadamente cada vez somos más las que, jóvenes y menos jóvenes, alternamos “zapas” y tacones con decisión, dispuestas a hacer nuestras las calles.

La primera cuestión que surge es cómo he llegado hasta aquí; en líneas sucesivas trataré de dar una respuesta, aunque no sea fácil ni de explicar ni de entender. La segunda, más que una pregunta es una sombra pegajosa que a ratos me lastra, ¿Lo conseguiré?.

Dudas, dudas, dudas…

Empecé a correr porque quería quitarme los kilos que me habían quedado después de dar a luz a mi hijo; seguí porque me ayudaba a despejarme, a poner un poco de paz en el bullicio de mi mundo interior, mis múltiples personalidades y yo nos dábamos una tregua y dejábamos de incordiarnos mutuamente. Observé que al cabo de un rato de carrera, los sentimientos no eran tan sangrantes, los miedos, angustias y preocupaciones suavizaban sus aristas y surgían las ideas, a veces francamente buenas, otras no tanto, pero el resultado siempre era que de vuelta me encontraba más serena y con mejor disposición para afrontar el día, y así llegué a una conclusión importantísima: correr me proporciona felicidad.

Han pasado casi 23 años, durante los cuales la carrera ha sido un refugio seguro al que recurrir, sobre todo, en los malos momentos, que no eran tan malos, o al menos no dolían tanto, si llevaba unos kilómetros en las piernas. Eso sí, debo decir que durante la mayor parte de estos años he corrido a lo loco: sin medida, sin medir tiempo ni distancias, en definitiva, sin ese apéndice maldito que ahora vibra en mi muñeca izquierda cada vez que recorro un kilómetro.

La segunda mitad de 2014 fue trascendente en mi vida, tomé decisiones difíciles y dolorosas, que cambiarían mi vida para siempre y que había postergado durante demasiado tiempo. Como no podía ser de otra forma, una parte importante de esas decisiones se gestaron al ritmo de mi zancada; tal fue así que en diciembre decidí inscribirme para la Media de Málaga de 2015. Por entonces corría siempre sola, sola tomé la decisión y sola me inscribí, pero enseguida encontré el coach ideal, sin el que hoy no se vivir y que corrió metro y medio por delante de mí, para que terminara en 1:47:59 de tiempo real. A partir de ahí, más carreras, el caballo loco galopando en libertad y mi pulsómetro bien ajustado ayudándome a controlar el ritmo, a valorar mis progresos y a planificar mi carrera.

Más carreras y más competiciones –siempre medias o 10K- y descubro que soy una adicta más, adicta al running: empiezo a salir a correr de madrugada, antes de trabajar, o de noche al volver, a invertir la mayor parte del tiempo libre en correr, así que busco la manada y la encuentro: otros bichos raros con los que me siento identificada; que cuentan sus historias, como yo esbozo la mía, unas divertidas, muchas de superación, de sufrimiento, y también de ilusión, de la ilusión que nos une y nos llevará a la meta.

pacopepa-bichosNada es comparable como cabalgar con libertad y locura

No se si conseguiré llegar al paseo del parque el próximo 4 de diciembre, porque las lesiones, que siempre me han respetado, me van minando; he reducido mis expectativas, pero sigo entrenando, acostumbrándome al dolor, aunque consciente de que me puede parar; sin embargo pocas veces he estado tan segura de algo, y es que seguiré luchando por llegar, por encontrarme con vosotros en meta. Gracias manada.

Mrs PepaC

0 68

Han pasado dos semanas desde el primer capítulo, y ya hay algunas cosas interesantes que contar. Para comenzar, debo reconocer que, teniendo a tiro lo que ha sido la carrera más dura que he hecho hasta la fecha, el primer Trail Sierra de Aguas, en Álora, me dediqué estas dos semanas a hacer entrenamientos de mantenimiento para llegar en óptimas condiciones. O, para ser más exactos, eso hice hasta el miércoles anterior -día 3 de febrero-, que me dio un calentón por las malas sensaciones que estaba teniendo y salí a destrozarme las piernas corriendo. Mentalmente fue un éxito, para mis piernas fue una apuesta demasiado arriesgada.

Tras dos sesiones de gimnasio, un día de natación y, creo, 5 de salidas varias a correr, nos plantamos cuatro locos en la línea de salida del mencionado Trail -Mr Belu, Mr Marín, Mr Primo Pro y servidor- dispuestos a dejarnos las pelotas allí. Y tanto que lo hicimos.

trail alora

Aquí los Fantastic4

Tras el pistoletazo de salida, puse ritmo crucero y disfrutón, bastones ya en ristre listos para ser utilizados, dejando pasar a todo el que tenía prisa. Me sorprendí a mí mismo al comprobar que el ritmo crucero es bastante más rápido que hace si quiera medio año, aunque el ánimo se vino abajo de repente al tropezar con el primer obstáculo del día: un tapón en una subida que nos tuvo más de 5 minutos parados.

Una vez salvado el primer escollo, enganché a Alejandro Mena y su compañera Angi, de Runns’app, y me quedé con ellos hasta que no quise forzar para seguirles el ritmo; más tarde les daría caza y les tomaría una cierta ventaja.

Entre senderos impresionantes, bajadas embarradas y, sobre todo, subidas que daban ganas de echarse a llorar, me planté en el avituallamiento previo al primer corte, que era en Carratraca, donde hice un mini break para reponer fuerzas.

12694744_815407721915434_4157328605395966601_o

A ponerme ciego de naranjas!

Y, por las mismas, comenzaba uno de los tramos que peor recuerdo de la carrera: una subida sinuosa, no muy pronunciada, pero sí larga y dura a causa de la arena, que hacía que se hundieran los pies. Por suerte, tras la ascensión, di caza a los dos corredores que tenía delante -era una pequeña motivación que me había impuesto para no bajar el ritmo- y en la bajada me quedé bastante a gusto dando rienda suelta a las piernas, llegando por fin a Carratraca -donde, por cierto, fueron bastante crueles haciéndonos pasar por la puerta de La Fonda de la Pepa!!.

12711207_10208587157700166_8314128398581244443_o

La carita que se te queda después de bajar como alma que lleva el diablo.

Primer corte superado, mejor de lo que esperaba: 3h36′. Tocaba parar, sentarse cinco minutos, tomarse un respiro, informar, comer y beber bien, y continuar. Al partir me encontré con Mr Turtle, que venía de hacer la carrera de 17 kms, el cual me deseaba suerte. Y la iba a necesitar, porque es a partir de aquí donde comienza lo bueno, pues nada más salir de Carratraca toca pelearse con una subida de más de 5 kms que me dejó las piernas más tiesas que un gato de yeso, recorriendo la zona de los molinos de viento, para coronar en el km 32 y afrontar, de golpe, una bajada de 9 kms.

El primer tramo de bajada llevaba hasta el km 36, el segundo corte de tiempo, un tramo técnico que hice a todo lo que daban mis piernas. Quería probarme y arriesgué, y la jugada me salió bien a medias: me vi fuerte, pero al llegar al avituallamiento -con el corte pasado por una hora, llegué en algo más de 5h30′- tenía la rodilla izquierda bastante perjudicada. Tras un breve descanso, y encantado de recibir ánimos de Felipe Navarro, colega de profesión, proseguí la marcha.

De ahí en adelante, lo que tocaba era apretar los dientes y avanzar lo más rápido posible. Podía trotar en llano a un ritmo aceptable pese a la rodilla -a 6′ por km iba bien- pero las bajadas eran un infierno, y en las subidas tenía los isquiotibiales tan cargados que casi me echo a llorar al ver una rampa. Si no llego a ir con los bastones, me quedo en el km 42 sentado en el avituallamiento.

Ahora voy a dedicarle unas palabras al que diseñase el recorrido de la prueba: SI TE PILLO EN ESE MOMENTO, TE JURO QUE TE DESMEMBRO A BASE DE PELLIZCOS, SIMPÁTICO! No se de quien fue la brillante idea, pero el hecho es que, con 43 kms en las patas, ponen una subida de 5 kms sin tregua alguna, con un tramo final de subida de 1’5 kms donde había que trepar cual gato. A llorar me puse en un momento de la impotencia, increíble el desnivel de esa subida.

Por suerte, al coronar en el 48 había una bajada de 3 kms hasta la meta, y ahí ya no importaba ni el dolor, ni el cansancio, ni Rita la cantaora: solo correr como un poseso para cruzar la meta lo antes posible, lo que sucedería, tras adelantar a un buen puñado de corredores en la bajada, con un tiempo final de 8h05´49”. Muy contento, teniendo en cuenta que buscaba bajar de 8h y que desde el km 36 iba con la rodilla fastidiada. YA PUEDO DECIR QUE SOY ULTRERO! jajaja

trail alora 2

Aquí el post carrera con el enano gruñón, que me dio un hachazo en el km 30 y no lo volví a ver hasta la meta.

En cuanto a los demás, Marín se cascó 5h5’´, Belu 6h40′ y Primo Pro algo más de 7. Vaya con el trío la la la, están más fuertes que el vinagre!

Ahora toca recuperar las piernas dos semanas hasta Calamorro, en la cual iré de sherpa de Mr Fartlek Killer en su debut en trail, y, a partir de ahí, a preparar específicamente los 101 kms de Ronda!

PD: debo reconocer que lo que más me dolió no fue la rodilla, sino la pecha de horas que me tuve que pegar calladito sin hablar con nadie jajaja

Mr Law

0 76

Aquí estamos, la semana previa a la cita reina del año, la Maratón de Málaga, un año después. Y no se ni qué decir, la verdad. La espiral de sensaciones es tal en estos momentos que difícilmente pueda englobarse en un único texto; pero, aún así, voy a intentar condensarlo.

Muchas cosas han cambiado en mi vida durante éste año; casi todas para bien, todo hay que decirlo. Desde aquel día en que cruzaba el arco de meta con un dolor agónico en la pierna derecha, no he vuelto a ser el mismo. Tomad nota los novatos, pues una vez crucéis la meta, NO VOLVEREIS A SER LOS MISMOS: ahora soy más fuerte, más valiente, más duro…Si acabas un maratón, puedes con cualquier cosa -piensas.

Al acabar la maratón decidí ponerme retos más duros, tanto física como mentalmente, y me lancé de cabeza a la montaña con el objetivo de terminar la famosa carrera de los 101 Kms de Ronda -ya todos saben por estos lares que tuve que abandonar en el km 67. Y eso me fortaleció aún más.

Pues un año después aquí me encuentro, rodeado de MI FAMILIA DE LOS BICHOS RUNNERS, volviendo a sentir los mismos miedos, las mismas inseguridades, los mismos dolores fantasmas que sentí antaño -y que, por contra, no sentí en la Maratón de Sevilla-, por mí y por los que van a debutar. Me encuentro realmente mucho más fuerte que nunca, capaz por una vez de bajar de 4 horas -aunque, this is marathon, así que ya veremos qué pasa finalmente-, pero sigo teniendo el mismo cosquilleo en el estómago.

El trabajo está hecho, sólo queda disfrutar del recorrido por nuestra magnífica ciudad y saborear las exquisiteces del éxito. Si no alcanzáis el objetivo de tiempo propuesto, no os sintáis mal por ello, es normal en esta distancia. YA SOIS HÉROES TAN SÓLO POR PREPARAR UN MARATÓN DURANTE 20 INTERMINABLES SEMANAS DE DURO SACRIFICIO!

Y, si alguno tiene en mente los últimos desgraciados acontecimientos sobre muertes en competiciones de atletismo, pensad que más gente muere de cáncer que por practicar deporte DE UNA FORMA RESPONSABLE. Además, como diría Mr Boar -al cual desde aquí mando todo mi apoyo, pues su rodilla está maltrecha y aún así le va a echar más cojones que un miura y va a acabar su reto- MÁS VALE MORIR QUE PERDER LA VIDA. He visto demasiada gente morir a mi alrededor por enfermedades que realmente aterrarían al más valiente como para tener miedo de correr un rato rodeado de buena gente.

Nos vemos en la salida, en el recorrido, en la meta, y tomando cerveza en la celebración posterior!

Mr Law

0 121

Las excusas para empezar a correr son muy fáciles de encontrar. “¡¡¡Yo no tengo tu fuerza de voluntad!!!”. Al acabar una prueba exigente, donde te has empleado a fondo durante varios meses, también abundan comentarios que transcurren más o menos así:

– ¡¡¡ Enhorabuena, qué máquina eres!!! – Te dice un conocido.

– En absoluto, no es nada excepcional, tú también puedes conseguir acabar esta carrera si te lo propones…. – Le explicas con sinceridad.

– ¡¡ Imposible!!!…. ¡¡¡ yo no tengo tu fuerza de voluntad!!!!, seguramente dirá nuestro conocido.

Pero… ¿Qué es la fuerza de voluntad?…

Parece que la fuerza de voluntad es como una fuerza interior que nos impulsa a cumplir con aquello que nos propongamos. También es aquel concepto que utilizamos para justificarnos y/o criticarnos sin piedad cuando no conseguimos un resultado propuesto (Empezar a correr, adelgazar, dejar de fumar…). Nos proponemos un objetivo. Cuando lo cumplimos, lo atribuimos a la fuerza de voluntad. Cuando no lo conseguimos… le echamos la culpa a…. la fuerza de voluntad.

little

Visto así, la fuerza de voluntad, se tiene o no se tiene y podemos hacer bien poco para cambiar nuestra situación. Si tenemos fuerza de voluntad, triunfaremos. Si carecemos de fuerza de voluntad, fracasaremos.

Pues bien… queridos bichos, tengo el honor de transmitiros una buena noticia: LA FUERZA DE VOLUNTAD…. NO EXISTE!!!!!

Transformemos un concepto rígido, poco operativo y que tiende a culpabilizar por dos conceptos relacionados más operacionalizables y útiles: Motivación y autocontrol.

En los 40, Walter Mischel inició una de las líneas de investigación más productivas en psicología: la “Prueba del marshmallow” (los americanos llaman marshmallow a las chucherías tipo nubes). En este tipo de experimientos, Mischel y sus colegas ofrecían a niños un plato con un Marshmallow. Inmediatamente se le decía a los niños que el investigador tenía que salir de la sala por unos minutos. Además se les decía a los niños que eran libres de comerse el marshmallow en su ausencia, pero que si esperaban a que el investigador regresara, podían tomar un marshmallow extra.

Los niños con capacidad de autocontrol sacrificaban el placer inmediato de un sabroso marshmallow para luego disfrutar de dos marshmallow.

Aquí podemos ver al mismísimo Walter Mischel explicando su test del Marshamallow con imágenes del experimento original:

Todo esto del Marshmallow está estrechamente relacionado con lo que comentábamos hace tiempo acerca de la procrastinación en #2 Procrastinar: Mañana empiezo a correr

El running, como la propia vida, está repleto de Marshmallows en forma de tentadoras cervezas, barbacoas, sofás y telebasura. Rechazar un mal Marshmallow superficial y perezoso, a cambio de entreno, porporcionará un Marshmallow saludable que te guiarán hacia tu victoria.

IMG-20150920-WA0016

Comenzar a correr, adherirte a un plan de entrenamiento o superar un objetivo ambicioso NO dependen de algo inexistente, como tu fuerza de voluntad. Dependen de que seas capaz de luchar contra la disonancia y fomentes tu capacidad de autocontrol (ver el citado post #2 Procrastinar: Mañana empiezo a correr), que utilices técnicas de motivación (como las que puedes encontrar en los post #6 lograr apoyos o en #8 ritual runner) y que te planifiques correctamente (ver post #4 El horizonte: fijar objetivos y #7 calendario runner).

Convierte malos Marshmallows en Marshmallows de calidad…

 

… no hay mejor Marshmallow que ser un BICHO RUNNER!!!!

Mr Fartleks Killer

¿Quiéres ganar una camiseta de BICHOS RUNNERS?

Participa en nuestro concurso de fotografía de entrenos!!!!

Para participar en el concurso….:

1.- Dale a “Me gusta” a la página de BICHOS RUNNERS en FACEBOOK.

2.- Dale a “Me gusta” a los entrenos de cada semana.

3.- Vota por la foto que consideres que es la mejor foto de la semana, indicando en los comentarios el autor de la foto. Por ejemplo, pon en el comentario “Mr turtle, Mr Anfibio, Mrs Sonichy, Mrs Boar…” Sólo estará permitido votar una foto cada semana!!!

4.- Al finalizar las 20 semanas, sortearemos una camiseta entre todos los participantes!!!! De esta forma, si participas todas las semanas…. TENDRÁS 20 OPORTUNIDADES PARA LLEVARTE TU CAMISETA DE BICHOS!!!

A qué estás esperando?????

Aquí están las fotos de entreno de la semana 11!!! Buena suerte!!!!!!

 

CYMERA_20150913_114237

Ya empiezan a preparar los primeros puestos de avituallamiento  Maraton de Málaga 2016. Mr Turtle

PicsArt_1443389451565
Cuando piensas que ya no puedes más… siempre habrá algo o alguien que te empuje a seguir y gritar ¡lo haré!. Mrs Little

IMG-20151004-WA0062

Objetivo cumplido con creces. Toco sufrir y darlo todo, como siempre, pero ahi está. Mil gracias a todos los bichos por su apoyo! Next stop: maratón de Málaga. Mr Law

20150816_214237

 

Semana intensa, pocas horas de sueño… Pero llega el domingo y te ves sonriendo a más no poder mientras haces la tirada larga… Ama lo que haces, quédate con lo que te haga vibrar. Mrs Ray Ban

IMG-20151004-WA0118

La familia bichuna siempre unida…compita quien compita y sea en la prueba que sea. Los que más ruido hacemos siempre!! Mr Jc Sprinter

IMG-20151004-WA0028

“Tras seis meses de duro entreno, finalmente ¡reto conseguido!. Gracias a todos”. Mr beluga

IMG_20151005_133827

El que empezó siendo la tortuga más lenta, ahora da pasos de liebre. Experiencia ilusionante ayudando a Mr.Law en el sector a pie del SkodaTriSeries. Mr Montain

IMG_20151005_075114

Lo “peor” del entrenamiento … Mr Lauval

IMG_20151005_143005

Hoy puede ser un gran día. Mr Beetle

IMG_9312

Un gesto que significa, que si yo puedo tú también puedes. Mr White

untitled

Entrenos desde otro punto de vista. Mr Fartleks Killer

0 77

Aunque no nos guste reconocerlo, somos supersticiosos. Nos encanta inventar rituales. La superstición, no siempre va unida de la religión. Hay personas ateas que sin embargo, son supersticiosas. La conducta supersticiosa ni siquiera es única en el ser humano, también los animales son supersticiosos.

Skinner, uno de los psicólogos más influyentes del siglo XX, relacionó la conducta supersticiosa con el aprendizaje, y lo demostró en palomas, a través de un curioso experimento. Consistió en la presentación cada 15 segundos de una dosis de comida, independientemente de la conducta del animalito. Tras un buen número de ensayos, las palomas mostraban una serie de conductas repetitivas. Las palomas desarrollaron su propio ritual particular: algunas daban vueltas en sentido contrario a las agujas del reloj, otra sacudía la cabeza… Si tienes interés en conocer este experimento, puedes echar un vistazo a este vídeo:

Nos encanta construir rituales supersticiosos, a veces rozando el absurdo. El ritual nos ayuda a implicarnos en el entrenamiento o competición. Nos prepara mentalmente para nuestro desafío y predispone fisiológicamente a nuestro cuerpo para el reto que tenemos que afrontar.

¡¡¡Tranquilos!!! No me estoy refiriendo a sacrificar ovejas en honor a Filípides en la víspera de nuestro primer maratón. Se trata de crear una secuencia repetitiva con la que nos sintamos cómodos y predisponga a nuestro cuerpo y mente a dar lo mejor de nosotros mismos. Algo que nos induzca a pensar que, tras la finalización del ritual, estoy preparado para la carrera.

Para ello, te propongo que incluyas en esta construcción de tu propio ritual, alguno de estas actividades y la desarrolles siempre en el mismo orden. No tienes por qué incluir a todas, pero seguro que YA vienes realizando alguna de ellas:

– Elige un amuleto. Puede ser en forma de prenda de vestir (Una camiseta, unos calcetines, tus zapatillas favoritas, tu visera…) algo con lo que te sientas cómodo. Para mí, no hay mejor amuleto que… ¡¡¡una camiseta de los bichos!!!!

1

– Elige una o varias canciones. Construye una BSO de tu carrera. Haz que estas canciones, por el mero hecho de sonar, ya tu mente te impulse hasta la meta. En nuestro espacio RUN & MUSIC tienes algunas propuestas. Escucharlas es cosa tuya.

04

– Átate los cordones de una forma singular. Piensa que el propio chip de la carrera puede desarrollar de por sí un potente efecto amuleto.

IMG_20141102_180813

– Recoge tu dorsal. No permitas que nadie lo coja por ti. El dorsal es otro potente amuleto.

ep-2B2

Prepara una Pasta Party durante la noche previa. Algunas competiciones ya la incorporan (por ejemplo en los 101 es ya una tradición. La tradición, es ritual).

IMG_3092

– Declara tus intenciones en las redes sociales.  Anunciar tus propósitos te impulsarán a ser consecuente y esforzarte para tratar de cumplirlos.

11312

– Elige una buena película motivadora. Pronto en Bichos Runners crearemos un espacio denominado Run & Movies donde realizaremos interesantes propuestas.

2013-04-29-rocky_musical

– Llega con tiempo a la salida y realiza una secuencia fija de calentamiento. Elige tu protocolo de calentamiento y estiramientos ritualizados que te garantizarán cumplir con tu objetivo. Imbuirte de la atmósfera previa de la carrera, predispondrá a tu cuerpo para la victoria.

19270001

– Construye un grito de guerra y suéltalo tras cruzar el arco de salida. A partir de ese momento, no hay marcha atrás, acabas de dar el primer paso hacia tu competición.

image2

– Visualiza. Recuerda que ya te explicamos cómo hacerlo aquí http://bichosrunners.com/5-visualiza-tu-meta/

– Si eres creyente, reza.

Configura tu ritual con estas pautas o con otras que tú mismo elijas. Sé sistemático en aplicarlas. Por supuesto, no olvides incluir en tu ritual…

05

…. APARECER EN LA FOTO PRE CARRERA DE LOS BICHOS!!!!!

Mr Fartleks Killer