Diario de Mr Banders 2015
Viviencias, sensaciones, sufrimientos, inseguridades, alegrias y todo lo que conlleva la preparación física y mental para pruebas deportivas. Mr Banders comparte su diario para demostrar el trabajo y disciplina que hay detras de todo atleta popular.

Empiezo a replantearme seriamente este diario porque se está convirtiendo en un relato de lesiones, intentos fallidos, enfermedades y luchas mentales. Aunque, pensándolo bien, quizá, justo ahí, radique su, muy cuestionable, valor. Queda claro, clarísimo me temo, que este diario de entrenamientos no es de alguien sobrado de tiempo, ni energías (ni ganas a veces). Es el diario de un pobre mortal que lucha contra los elementos (incluso contra mí mismo) para superarme. Y en eso sigo.

Esta semana este diario sería más bien una evolución clínica que un diario de entrenamientos. Sólo podría hablar de fiebres, tos, dificultades respiratorias y medicamentos…No he podido, no hemos podido, salir a entrenar ni un solo día.

Sin embargo, no todo ha sido malo: Juan y Elo han despertado en mi la tentación de compartir con ellos el triatlón de Sevilla del próximo mes de mayo. Sería mi debut y eso me llena de ilusión y respeto (siempre gana la ilusión). Además, puede que tengamos nuevas incorporaciones a @BichosRunners, lo que es un aliciente hoy domingo. Hoy, domingo, Jose Garcés, Mamerto y Raúl han participado en diversos eventos y los tres han salido contentos. Me alegro por vosotros chicos!!

La semana que viene…Dios proveerá.

Esta semana concluirá con la Media Maratón de Torremolinos y nuestra web se llenará con las crónicas de los participantes. Yo la tenía en mi lista pero, un año más, se ha quedado en la intención. Si los años anteriores los exámenes atraían toda mi atención en esta época del año, en esta edición ya sabéis cómo de retrasados van mis entrenamientos y que he descartado participar en ninguna carrera, al menos, hasta la Media Maratón de Málaga el próximo 22 de marzo.

Aquí os dejo cómo ha ido mi semana de entrenamientos:

Lunes: Sigo mi maratón particular de turnos en el trabajo. Descanso.

Martes: Me pongo la segunda (de seis) dosis de “Traumel” (parece que va bien) y, por la tarde, Esther y yo vamos al Paseo Marítimo de Los Álamos. Tiempo muy desapacible, viento tremendo que casi no te deja avanzar. Le digo a Esther que voy a intentar correr un poco y acabo haciendo 8kms. Ritmo muy lento y pulsaciones elevadas pero lo único que me importa es que la pierna no duele.

Cuando me reencuentro con Esther está corriendo. Ella ha hecho 6kms, de los que ha corrido el 4º y el 6º. Bichos! id haciendo sitio para una más!!

Carrera: 8kms en 50:50 minutos.

Miércoles: El resfriado me está rondando. Sin embargo, mientras no llegue seguiré a lo mío.

Salgo con la bici. Como tengo el día libre no he tenido que madrugar y la temperatura se nota bastante más agradable. Voy metiendo alguna cuesta más y se mantienen las buenas sensaciones.

Por la tarde, cita con el traumatólogo que, a falta de una RNM, me confirma la periostitis.

Bici: 50kms en 1:53 horas.

Jueves: Después de haber pasado mala noche, parece que el resfriado me da tregua (o eso quiero creer yo). Pienso que si estoy bien para trabajar también lo estoy para salir un rato a trotar y, aun con molestias en la garganta salgo a hacer una hora de carrera suave. Sólo son 10k pero, aunque la pierna no me da problemas, lo voy a pagar con creces.

Carrera: 10k en 1:00 horas.

Viernes, sábado y domingo: el resfriado se ha apoderado de mí, fiebre y un mal cuerpo tremendo que sólo me deja  salir de casa para trabajar.

Este domingo 1 de febrero la mayoría de @BichosRunners habrán participado en la Media Maratón de Torremolinos. Habrá crónicas…

Lunes: Esta mañana he hecho la prueba de nivel para las clases de natación. Ha sido desastroso, sólo me defiendo en la braza. Se que me va a costar mucho esfuerzo pero dicen que se ven los resultados a poco que le pongas empeño y yo se lo voy a poner.
Por la tarde, la fisioterapeuta me reconoce que está un poco desconcertada con mi lesión en la pierna. Opta por inyectarme “Traumel” (un antiinflamatorio homeopático) quizá como último recurso.
Martes: Saliente de guardia. Descanso.
Miércoles: Me levanto tarde y desanimado porque he dejado que la pereza me venza y eso me molesta y de hace enfadar conmigo mismo. La superación diaria es básica en el trabajo y hoy he perdido esa batalla.
Jueves: Mañana muy fría y ventosa. Aún así he hecho una buena tirada con la bici. He notado mucho que estrenaba la chaqueta que me regaló Esther y que abriga un montón. Primera salida por encima de 50 kms, ahora hay que superar las dos horas.
Por la tarde, 4 kms de caminata con Esther.
Bici: 50,400 kms en 1:53 horas.
Viernes, sábado y domingo: una comida con los compañeros de la facultad y, sobre todo, el trabajo me han ocupado todo el fin de semana (y el lunes de la que viene), así que no he hecho nada más.
Cuando me planteé escribir este diario lo hice como una manera de, por una parte, “obligarme” a dejar por escrito mi trabajo y. por otra, poder utilizarlo como una herramienta a la hora de analizar mis entrenamientos para encontrar posibles mejoras. Partiendo de la base de que soy un corredor aficionado y de que no puedo dedicarle a entrenar el tiempo que quisiera, quería, al echar la vista atrás, poder encontrar claves que me ayuden a mejorar cara al futuro. Sin embargo, estas primeras semanas son una sucesión de días sin entrenar salpicados de entrenamientos puntuales (todo lo contrario de lo que deberían ser). El hecho de no poder correr me limita muchísimo. Además, como la piscina no la empiezo hasta el dos de febrero, mis entrenamientos se limitan a las salidas en bicicleta y los ejercicios que la fisioterapeuta me mandó para hacer en casa.
Esta semana ha sido muy floja de entrenamiento con una sola salida. Hay que sacar tiempo (y ganas) de donde no lo hay. (Mr. M dice que los post quedan mejor con fotos pero esta semana sólo podría haberme fotografiado en el trabajo).

SEMANA 2 (12 al 18 de Enero 2015)

Lunes: Salida en bici. Trabajo de cadencia sin meter mucho desarrollo. La cuesta final se me atraganta, noto la falta de actividad y el esfuerzo. Muy buenas sensaciones.

Por la tarde salgo a andar a buen ritmo con Esther, 6kms en algo menos de una hora.

Bicicleta: 44 kms en 1:40.

Martes: Quedo con Gustavo y Juan Antonio para correr por Los Álamos. Horrible tirada. Ellos van charlando y yo no soy capaz de aguantarles más de un kilómetro antes de que se me vayan. Me duele la pierna izquierda, adopto un paso alti álgico mientras trato de concentrarme en la cadencia. Intento trotar con la mayor naturalidad pero, definitivamente, no se correr como lo hacía antes. Voy muy incómodo y subo rápidamente de pulsaciones.

Por otra parte, el desayuno y la posterior charla compensan cualquier mala pasada.

Carrera: 7,7 kms en 49 minutos.

Miércoles: Salida en bici. Sigo con el trabajo de cadencia sin preocuparme en exceso por el ritmo. Sólo busco acumula kilómetros. Siguen las buenas sensaciones.

Bicicleta: 48,78 kms en 1:53.

Jueves: Descanso

Viernes: Aprovechando que Esther sale a andar trato de hacer lo propio corriendo. Necesito probarme, salir sólo a trotar, pero buscando mejores sensaciones. A los dos minutos tengo que parar: el dolor en la tibia no me deja correr. Esther me mira preocupada y me dice que ha estado a punto de grabarme para que “viera lo mal que iba”. Con dolor, físico y moral, me limito a acompañarla en su caminata.

He decidido consultar a un traumatólogo y dejar de correr por una temporada. Ya había a visado a Rafa Luque de que no podría ir a la media maratón de Torremolinos del próximo 1 de febrero pero, ya de forma definitiva y hasta nuevo aviso, pongo en suspenso todos los planes, media maratón de Málaga y maratón de Madrid. Seguiré saliendo con la bici y estoy decidido a empezar a nadar (tenía cita para la prueba inicial de nivel pero por diversas cuestiones no he podido ir todavía).

Sábado: “Definitivamente los desayunos están infravalorados”. Esther sale a andar, yo voy a acompañarla pero me quedo en el intento.

Domingo: Día muy lluvioso. Descanso. Ha habido representación de @BichosRunners en la Media Maratón de Alhaurín de la Torre y el Trail de La Capitana. Grandes!!

Es mi intención ir comentando el progreso de mis entrenamientos que, espero que se vaya produciendo, a medida que avancen las semanas. El objetivo del año será llegar en las mejores condiciones a la Maratón de Málaga en diciembre de 2015.

Lunes: Primera salida en bici de la temporada. Tengo la enorme suerte de compartirla con mi padre. Mi mentor, mi maestro y mi mejor compañía para salir sobre las dos ruedas. Tras un rato preparando las bicicletas parece que él no podrá salir finalmente: el cambio de su bici no va como debería y tendrá que pasar por el taller. Por suerte, el problema se resuelve y podemos compartir un rato de pedaleo y conversación.

Bicicleta: 15,5 kms.

Martes: Descanso.

Miércoles: Primera salida a correr desde la maratón de Málaga, cuyo recuerdo me trae sensaciones contradictorias, por una parte, el sufrimiento tremendo, por otro, la capacidad de sobreponerme a ese sufrimiento.

Salgo con Gustavo por el paseo marítimo de Los Álamos. Estamos sobre una hora y trato de poner en práctica los consejos de Víctor Hidalgo aumentando mi cadencia de paso. Esa modificación, sumada al larguísimo “parón invernal” hacen que la tirada se me haga muy difícil. Me encuentro muy cansado pero pienso que es la primera tirada en un mes así que me planteo que ya sólo puedo mejorar. Después compartimos un desayuno y una larga charla que lo compensan con creces.

Carrera: unos 8kms creo (hemos salido sin gps ni pulsómetro) en casi 55 minutos.

Jueves: Voy con Esther a completar “mis reyes”. Me compro bañador, gorro y gafas así que se me acaban las excusas para lanzarme a la piscina(nunca mejor dicho).

Viernes: Quedo con Juan Antonio y Elo para conocer al equipo de triatlón Trisport. Ellos tienen decidido apuntarse y yo voy a que me expliquen las condiciones. Conocemos a unos cuantos miembros y todos inciden en que su principal intención es hacer amigos con los que compartir aventuras y pasarlo bien. Tiene muy buena pinta sin embargo, tras pensarlo y comentarlo con Esther, he decidido prepararme este año por mi cuenta. Quiero debutar en triatlón sin duda alguna pero iré a clases de natación en Alhaurín de la Torre porque nunca he nadado y necesito quien me enseñe lo básico. Sin embargo creo que meterme en la dinámica de un club este primer año me supondría un desembolso económico excesivo. Probaré por mi cuenta y ya veré si me replanteo la decisión.

Esther sale a andar después de mucho tiempo sin hacer ejercicio. Vamos campeona!! Lo más difícil es empezar!!

Sábado: Yo descanso pero Esther vuelve a salir a andar con sus amigas. La compañía es un aliciente estupendo para vencer la pereza a hacer deporte.

Domingo: Lo que iba a ser un día plácido se acaba complicando. Salgo 40 minutos a trotar pero cometo el error de acelerar mi ritmo de paso a 180 ppm demasiado pronto con lo que subo mucho de pulsaciones y hago el resto de la tirada completamente exhausto.

Carrera: 6,700 kms a 164 ppm de media y 174 de fc máxima.