Mr Fartleks

31 POSTS 0 COMMENTS

0 9

Bueno, en este primer post sobre lo que he llamado “Más allá del trail”, me gustaría hacer una breve introducción o presentación sobre lo que yo, un mero aprendiz, corredor novato y amante de las montañas concibe como lo que de unos años hasta ahora se denomina Trail.

Para cualquier persona de a pie, la imagen de un deportista que practica el llamado “running”, es el típico corredor de paseo marítimo que en mayor o menor distancias, corre por ámbitos urbanos y que no está muy alejado de lo que el alquitrán engloba. Pero desde hace tiempo ya, hay otros especímenes de deportistas que bien por distintas circunstancias (lugar de residencia, asiduidad, afinidad o curiosidad) no entiende lo que al correr se refiere si no es alejado del medio urbano. Esos corredores (entre los que me englobo), buscan  entornos lo más rurales posibles, con la mayor independencia de la urbe, donde lo que abunde sea el monte y el campo, los desniveles, lo irregular, la imperfección de un trazado…en definitiva y por lo general, algo que se contrapone en muchos aspectos a lo que un corredor de asfalto busca, para hacer eso que le apasiona: Correr por montaña (aka Trail).

No quiere decir esto, que sean dos disciplinas como el agua y el aceite, que no se puedan mezclar, al contrario, la gran mayoría de los corredores de montaña, entrenan gran parte de sus rutinas en asfalto. Pero lo que si que es cierto, es que la filosofía de cómo se toman su disciplina la mayoría de deportistas “puros” de montaña, es ligeramente distinta a las de un maratoniano asfaltero de cuna, por ejemplo.  La montaña, la cercanía y conexión a ella, dota a la persona de una conciencia que creo que es  fundamental e imprescindible para disfrutar de lo que ya llamamos Trail. Aunque como es bien sabido, la actual burbuja del running y trail hace que cada vez se acerque más gente a este deporte, con sus correspondientes pros y contras.

Vivimos en una zona donde el Trail ha tenido un auge bastante importante, estando cada vez más presente en los calendarios mensuales con carreras muy atractivas de distinto perfil y distancia. A la estela de comunidades como Cataluña y País Vasco, Andalucía se ha convertido en un referente en este ámbito tanto por las carreras que ofrece como por el número de corredores y nivel de estos. Podemos estar orgullosos. Pero más en concreto, en el caso de la provincia de Málaga, podemos casi asegurar que es la cuna del Trail en Andalucía, por carreras como Jarapalos o de la ultradistancia con la 101 de La Legión o la Gran Vuelta al Valle del Genal. Raro es el mes donde no tenemos al alcance 2-3 carreras de montaña en la provincia. Quizás por el hecho de vivir aquí, de tenerlo todo tan al alcance no nos damos cuenta del paraíso montañero en el que vivimos. Siempre miramos hacia Pirineos o Picos de Europa por ejemplo, como si fueran la Meca en la península ibérica del Trail o el destino ideal para este deporte. Pero hay que señalar que Málaga está entre las 2-3 provincias españolas más montañosas (en muchas fuentes nos otorgan el primer puesto), por delante de Huesca, Asturias o Granada por ejemplo. Ósea que podemos estar convencidos de vivir en la zona más propicia para la práctica de este deporte.

 

Tajo de la Caína – P.N. Sierra de las Nieves

Como primer acercamiento a la montaña en nuestra provincia, me gustaría hacer un breve resumen del conjunto de parques y parajes naturales que podemos encontrar, para que más allá de una simple culturilla popular, nos sirva para valorar el entorno que recorremos a lo largo de una carrera o de un entreno por ejemplo.

  • Parque Natural: áreas naturales apenas alteradas por la mano del hombre, en la que la singularidad de sus ecosistemas, naturaleza, flora, fauna o geología, poseen unos valores ecológicos, científicos, estéticos,…cuya conservación merece especial atención. La declaración de un Parque Natural se hace por Decreto del Consejo de la Junta de Andalucía. En Málaga encontramos los siguientes:

 

  • Parque Natural Montes de Málaga
  • Parque Natural Sierra de las Nieves (Propuesto Parque Nacional)
  • Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

 

  • Paraje Natural: espacios con una serie de valores singulares que hacen que se atienda a la conservación de su flora, fauna, geomorfología, etc distinguiéndolo de otro simple entorno. La declaración de Paraje Natural se hace por Ley del Parlamento de Andalucía. En Málaga encontramos los siguientes:

 

  • Sierra Crestellina
  • Desfiladero de los Gaitanes
  • Los Reales de Sierra Bermeja
  • Torcal de Antequera
  • Acantilados de Maro-Cerro Gordo
  • Desembocadura del Guadalhorce

 

Además de estos parques y parajes naturales catalogados como tales por sus específicas características y extensión, contamos con otra multitud de sierras y áreas montañosas que a pesar de no gozar de la “catalogación” de espacio natural por la Junta, podemos encontrar naturaleza, belleza y de uno u otro modo, entornos lejanos a lo urbano, donde respirar algo de libertad, que es lo que muchos a veces buscamos para realizar lo que nos gusta.

Entre estas formaciones montañosas tenemos:

 

 

P.N. Sierra Almijara, Tejeda y Alhama

En resumen y reiterando lo anterior: que si eres de  los que el paseo marítimo se le hace monótono, de los que valora más cuatro pinos que cuatro farolas, que buscas escapar al campo de vez en cuando, que no te asusta un cortafuegos, que le perdiste el respeto a tus tobillos hace tiempo y que no te importa que el camino no sea llano a veces…creo que tienes bastantes opciones para disfrutar y no aburrirte en la provincia de Málaga. Siempre intentando mantener esa magia y respeto que envuelve a la montaña intentaremos disfrutar de lo que nos ofrece. Solo nos pide que la cuidemos, que la respetemos y que la recorramos sin interferir en lo que ella sostiene.

A lo largo de los meses me gustaría en este pequeño espacio ir detallando algunas zonas donde entrenar, rutas con algo más que kilómetros, donde escaparse y que merezca la pena patear, así como distintos temas, curiosidades de este amplio mundo de los corremontes.

Hasta la próxima, nos vemos por las vereas… y como siempre…IRUAAAAJ!!!

MR MARÍN

0 72

Behobia-San Sebastián (1 de…)

Pasadas las emociones de mi primera (habrá más) Behobia/SS os paso esta crónica… que no es mini, pero sigue siendo crónica.

Sin duda es una carrera de 10 o de 11. Os la recomiendo a todos los que disfrutéis corriendo. Sea cual sea vuestro nivel. Si os gusta el ambiente de una carrera popular y queréis sentir el aliento de miles de espectadores esta es, sin duda, vuestra carrera.

Fantástica organización desde la recogida de dorsales (hay que dar dorsal a más de 30.000 corredores) con gran organización de consignas y traslados hasta la salida.

Ya el sábado Donostia estaba llena de corredores charlando y compartiendo pintxos. Ambiente Runner por todas partes. Tengo la suerte de cruzarme con algunos malagueños que han hecho el desplazamiento como yo, unos irreductibles del RCM. También me cruzo con Mr Sensei que, aunque no puede competir viene a acompañar y a animar.

Poor la noche pasta en familia y a preparar todo lo necesario para disfrutar al día siguiente y pasear l bichuna por las tierras del norte.

El domingo por la mañana rumbo a la salida. Llueve, pero poco. Trenes y tranvías llenos de corredores anónimos de muchísimos países compartiendo experiencias y consejos. Primeras emociones fuertes. Por el camino hasta sale el sol un poco, o eso querríamos.

Llegados a Irún, traslado en autobús hasta la salida. Se notan los nervios, empezamos a quitarnos la ropa de abrigo, desechable, que llevamos.

A 500m de la salida el ambiente es ya tremendo: música, speaker a todo trapo, gente calentando, abrazándose. Ahí ya hay gente animando a todos, sin distinción. Me meto en mi cajón móvil (todo perfectamente organizando) que va acercándose a la salida. Fuera poncho y la BICHUNA ya está visible en Behobia. Listo para disfrutar. Nos calientan a tope y por fin ¡¡¡SALIMOS!!!

Salida abarrotada de gente animando (pienso: “normal, es la salida”) y comienza un sube y baja de 6km en los que no para de haber gente en el camino animando (esto ya no es tan normal), DJs, avituallamientos… Comienza la ascensión al Gaintxurizketa, suave pero larga (aquí me alegro de subir el Morlaco para volver a casa). Es una breve zona de autovía, pero con un paisaje fantástico y ¡¡aquí también hay gente animando!! Bajada hacia Errentería pasando por el Piratak y su rock a todo volumen.

 

Foto CANOFOTOSPORTS.COM

En Errentería familias enteras animando, aplaudiendo, niños chocando las manos. Imposible no hacer eses y chocarles. Voy aplaudiendo a la gente porque es para quitarse el sombrero. La gente tiene los altavoces en los balcones con música para animar. Además de los avituallamientos hay gente que te da botellines de agua, fruta, de todo. Hay gente apiñada en todo el recorrido. En el km12.5 empieza la subida a Capuchinos. Corta, pero pica (gracias a los traileros por los entrenos en Jarapalos!!). ¡Cuanto más te cuesta más te anima la gente y oyes gritar “¡Aúpa Jon!”, “Vamos Pierre!” … Y de repente “¡Aupa Tonche! ¡Va! ¡Va! ¡Va!” y se te pone la piel de gallina, las piernas se te activan y te llevan hasta la cima. Es que la gente, MUCHA gente, va mirando los dorsales y animando a la gente por su nombre. ¡Una pasada! Segundo esfuerzo hecho.

4km más de sube y baja, no se vayan a dormir las piernas, pero la gente sigue achuchando. Los vecinos, los voluntarios, la DYA, todo el mundo… No se deja a nadie. Tras la subida una furgoneta de naranjas claramente por cuenta propia.

Llega la última subida, el último esfuerzo, la subida a Miracruz. Ambiente de Vuelta Ciclista, palmas, gritos, ánimos (oigo más “¡Tonche!” entre la gente). No paro de aplaudir y de emocionarme por la generosidad de toda la gente que está apoyando, que no gana nada con ello. Y no puedes bajar el ritmo porque les debes darlo todo en la subida. En cualquiera de los vídeos del Alto de Miracruz podéis comprobar el ambiente: https://www.corriendovoy.com/atletismo/210303/behobia-san-sebastian-2017.

Dese ahí ya en bajada hasta la meta petada de gente. El último kilómetro es una recta que no se acaba con un ambiente brutal de gente y música. Iba emocionado perdido, ni vi a María y los bichillos, pero ellos sí me vieron a mí disfrutar. Llegada a meta, entonando el “¡¡¡IRUAJ!!!”, aplaudiendo al público como no podía ser de otra forma.

Vídeo extraído de corriendovoy.com (el original: https://www.corriendovoy.com/atletismo/210554/behobia-san-sebastian-2017)

No he mirado el reloj más que 4 veces, en el 1er km y al final de las subidas, lo demás ha sido disfrutar y disfrutar

Lo deportivo lo comentamos otro día. Esta carrera es de la gente, de vivencias, de ambiente, de emociones. Para mí ha sido el techo de lo que significa correr y compartir. Yo quiero más como esta.

Eskerrik asko! Tonche txapeldun!

¡VOLVERÉ!

Y si llevo más Bichos, mejor.

Mr Tonche

0 114

Chamonix, la tierra santa del montañismo, el lugar de preregrinacion obligado de todo aquel que ama la montaña y la siente desde su ser más íntimo. 

Aquí estoy yo, en Chamonix ahora. Un montañero novato, con pocos años de experiencia esperando a que en pocas horas se inicie la gran batalla, esa que todo corredor de montaña quiere luchar. 

Una batalla donde solo hay un ganadora. Ella. Ella siempre gana. Ella decide quién entra y quién sale. No hay más opciones

Hace años cuando me encuentré con la montaña, o mejor dicho, cuando ella me eligió, me atrajo toda su belleza y naturalidad, pero también me atrajo que es implacable, fría, calurosa, cruel y omnipresente. Aun así, decidí ponerme a sus pies e intentar bailar con Ella aquí y ahora. 

La montaña te transforma, te hace ver lo pequeño que eres y aprendes a respetar el entorno natural pero sobre todo, el entorno humano.

Hace tres años me propuse un reto, y hoy lo voy a conseguir. Recuerdo la primera vez que lo dije en voz alta, y se lo comente precisamente al que seria mi entrenador todo este tiempo. Le comente que quería estar lo más preparado posible una tarde de Agosto frente a una pequeña iglesia en un remoto pueblo de los Alpes. Fue la primera vez que me escuchaba decirlo y me sonaba como algo lejano y sin realismo práctico. 

Entonces, ¿por qué me embarque en esta aventura? Sinceramente, no tengo respuesta clara. 

Cada corredor tiene una razón para empezar a correr. Razones médicas, superación personal o para hacer vida social suelen ser las más habituales, cada uno con sus peculiaridades y particularidades.

En mi caso, no he tenido una razon inicial, ni una busqueda de superación, simplemente sentía la necesidad de hacerlo, de completar un camino sin direccion que empecé a construir hace tiempo. Se que en un futuro cercano entendere la razon de esta aventura, sabré el por qué invertí todo estos años en entrenamiento y fortaleza mental para este momento. 

Siempre recurro a la teoría de los puntos de Steve Jobs en conversaciones con un buen amigo cuando cambian nuestras situaciones personales y conseguimos conectar los puntos. 

Esta teoría dice lo siguiente:

“No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; sólo puedes hacerlo mirando hacia atrás. Así que tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna forma en el futuro. Tienes que confiar en algo: tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Porque creer que los puntos se conectarán luego en el camino te dará la confianza de seguir tu corazón, incluso cuando te conduce fuera del camino trillado, y eso hará toda la diferencia”

Algún día uniré los puntos que me dibujara una constelacion que me dará la respuesta a por queé estoy donde estoy ahora mismo. 

Si algo ya he ganado, ha sido el ver tanto apoyo a algo que no deja de ser un acontecimiento más. 

El Lunes volverá a ser Lunes. Todos volveremos a la rutina diaria con sus preocupaciones, penas y alegrías. No cambiará en esencia nada importante. Vendrán más carreras, más retos y otros objetivos. Míos y de otros. 

La vida no acaba este fin de semana. Pero tambien decir que esto es una Ultra, asi que una vida de duracion limitada empieza en unas horas. Por delante muchas emociones, tanto buenas como no deseables, sufrimiento, dolor mezclados con esa sensacion de libertad indescriptible y única, con el deseo de que salga todo bien, poder sortear los obstaculos que encuentre y volver de vuelta a Chamonix. Ademas, se siente una especie de responsabilidad ante quienes me han apoyado en todo este tiempo, solo por el hecho de ser como soy. 

De las muchas palabras de apoyo que he recibido estos días, todas muy agradecidas y sentidas, me quedo con esta frase:

“…. piensa siempre que eres un ejemplo para todos los bichos, para el deporte y para el mundo, mas personas responsables como tu hacen falta” 

Sinceramente, me cuesta hacer publico el mensaje, me gusta pasar desapercibido, soy más de ponerme en la ultima fila de la foto, pero sin entrar a valorar el contenido, la frase es un gran resumen de lo que ya he conseguido. 

Por un lado, el grupo humano que se ha generado en estos años y que sigue creciendo, llamado Bichos Runners, genera momentos que son dificiles de explicar con palabras. 

Algo mas que correr, decimos, y no es una simple frase con gancho, porque ese “algo” es parte de un todo, donde la amistad, compañerismo y lealtad encuentran su maxima expresion. Yo personalmente he encontrado una nueva forma de entender la amistad y es algo de lo que mas orgulloso y afortunado me siento. 

Los valores y beneficios que el deporte te aporta son ilimitados, dependientes de la inversion de cada uno y lo que este dispuesto a conseguir. 

La mezcla de deporte y amistad te lleva inexorablemente a la responsabilidad. La responsabilidad de cumplir, de devolver algo que te dan sin pedir nada a cambio, de recibir el ente no economico mas valioso de nuestros dias, el tiempo. 

Yo me he quitado mucho, pronto sabre si lo suficiente, porque entrenar este deporte exige una dedicacion intensa sin perder la concentracion, debiendo centrarse en el objetivo durante muchos meses para cumplir con el plan de entrenos. 

Atrás queda el valioso tiempo quitado a la familia, eje principal sobre el cual gira mi mundo a una revolucion variable segun mis necesidades, quitándole y dándole tiempo según mis ocupaciones y horarios, sin haber puesto nunca impedimento alguno. 

Es ese tiempo de mi entorno, mi familia y mi gente, que han ayudado a que este proyecto salga adelante y por lo que a día de hoy me siento orgulloso y sobre todo ganador, preparado  para irme a la linea de salida con la mejor de mis sonrisas, con la responsabilidad de cumplir con todos en la manera que me lo permita Ella, y rodearla durante mas de 33 horas para volver a Chamonix, gracias a la aportacion de cada persona que me a acompañado en este viaje, convertido finalmente en un montañero de verdad. 

Mr M

0 116

INSCRIPCIÓN DE NUEVOS SOCIOS – RENOVACIÓN DE SOCIOS

El CD BICHOS RUNNERS ha habilitado el periodo de inscripción de nuevos socios y renovación de actuales socios.

Si quieres pertenecer al club con mayor crecimiento de la Provincia, pasar buenos ratos, compartir experiencias, conocer gente y participar de los beneficios del club… este es tu momento!!!!

Atrevete a ser parte de la manada de BICHOS RUNNERS!!!

¿QUIERES SER SOCIO DEL CD BICHOS RUNNERS?

Sigue estos pasos:

1.- Rellena la ficha de socio AQUI (IMPORTANTE: Sólo para nuevos socios)

2.- Procede al pago de la cuota anual (12€) a través de transferencia a la cuenta del club

ES8801824785230201572445

Concepto: Socio2017 + NOMBRE Y APELLIDO

Deberás enviar copia del ingreso a mail@bichosrunners.com

¿QUIERES RENOVAR TU CUOTA ANUAL?

Como miembro del CD BICHOS RUNNERS, podrás:

a). –Ser elector y elegible para los órganos de gobierno y administración.

b). – Participar con voz y voto en las sesiones de la Asamblea General del club o, en su caso, mediante representante, participando en la toma de decisiones.

c). – Ser informado de las actividades de la entidad y, especialmente, de la gestión y administración. Esta información tendrá lugar a través de post, memorias, grupos de whatsapp activos, la web (www.bichosrunners.com) y/o los perfil de bichos runners en Facebook & Twitter.

d). – Tener acceso a la documentación del club, mediante petición expresa a mail@bichosrunners.com

e). – Asistir a las actividades o competiciones organizadas por el club y utilizar sus servicios y ventajas

f). – Expresar libremente sus opiniones dentro de BICHOS, a través de los distintos canales de comunicación anteriormente descritos.

g). – Reclamar ante los órganos correspondientes contra las decisiones de los órganos directivos del club.

h). – Separarse libremente de BICHOS, mediante petición expresa a través de whatsapp, email o carta.

Disfruta, aporta, relacionate, diviértete, participa, critica, comunica, y sobretodo… CORRE!!!!!!!

CD BICHOS RUNNERS.

0 32

Miro al frente y solo veo nubes bajas. No puedo ver el camino que debería atravesar en el siguiente tramo, ni tan siquiera se intuye. El frío se unió como compañero de viaje desde hace ya demasiadas horas.  Mientras el viento me golpea de nuevo y la lluvia sigue quitándome energías, alzo la vista,  subo una de las últimas cuestas camino al siguiente avituallamiento y me sale en voz alta un pensamiento:

“Cuando llegue a Villaluenga abandono…”

“!No! ¡Lo has dicho, lo has dicho!” –  me repito en voz alta con desesperación.

22 horas de carrera y 126km recorridos. No se me había pasado ni por la cabeza abandonar, a pesar de que las últimas 7 horas han sido especialmente duras, muy duras, y ni tan siquiera estaba en mis pensamientos esa hipótesis.

Simplemente alzó la voz mi yo lógico y racional. Mi subconsciente fue más fuerte que mi intención de terminar lo que empecé y mi pasión por el trail, casi apagada por cruzar ríos con agua hasta las rodillas en condiciones meteorológicas extremas. Según oía mi propia voz entremezclada con la lluvia y el viento, sabía que la decisión no tendría retorno.

Unas horas antes, en el avituallamiento de Cortes de la frontera (118km) ya sabía que la situación se complicaba. Llegué sin entrar en calor, a pesar de ir a buen ritmo de carrera, pero con los primeros síntomas de frio calado en el cuerpo.

Me tomo mi tiempo en ese avituallamiento, comiendo pasta para coger energías y sopa caliente para entrar en calor. Los guantes y el buff los coloqué encima de un pequeño radiador, en un intento de secarlos el tiempo que estuviese allí.

Junto a él veo una silla. Me siento buscando algo de calor mientras no paro de pensar en qué condiciones estará la Sierra de Grazalema, si también se habrán convertido los senderos en ríos.

Solo veía como única vía para poder enfrentarme con garantías a la noche del sábado conseguir ropa térmica en Villaluenga. Cogí el teléfono, activé la red y llamé a mi amigo Pablo. Él vive en Ronda, era mi opción más cercana y le daría tiempo a llevarme ropa a Villaluenga, estimaba casi 3h el tiempo que tardaría en llegar.

Cae la noche alrededor de El Bosque, nadie esperaba lo que acontecería mas adelante. 

No me coge el teléfono. Le mando un mensaje y desconecto de nuevo la red. La suerte estaba echada, el destino marcaría mi carrera, no podía hacer otra cosa más que alcanzar el siguiente punto y esperar a que mi mensaje llegara a su destino a tiempo.

Desde ese momento ya era consciente de mi error, el error que me hizo abandonar a falta de 40k de carrera y no poder completar mi primer 100 millas. Ese error no lo cometí durante la carrera, ni antes de ella ni en su preparación. Es un error que se comete desde el primer momento que decides enfrentarte a la montaña sin suficiente experiencia en ella.

Es ley de vida, la confianza es parte de nuestro entrenamiento, creer en nosotros mismos para salir indemnes ante tantas horas de esfuerzo, pero por contra la confianza hace que te confíes, que descuides los detalles más básicos y sobre todo subestimes a la madre naturaleza desde la siempre soleada Málaga.

A efectos prácticos, sentencié la carrera en dos momentos. El primero en no prever que tras intensas lluvias del viernes y sábado, los senderos podrían estar muy mal y eso conllevaría estar mojado, siendo necesario (y vital en esas circunstancias) ropa seca para mantener el máximo tiempo posible el calor corporal.

El segundo, haberme quitado la ropa térmica que tanto me protegió la noche del viernes en el avituallamiento de Ronda (km 88). Esa primera noche, para mí y me atrevo a decir que también para muchos de los participantes de la prueba, ha marcado un antes y un después.

Solo se es consciente de las condiciones de frio, ventisca, lluvia, hielo y nieve que sufrimos cuando se piensa a tiempo pasado.

Al  salir del avituallamiento del puerto del Boyar (km 33), momento en el cual estaba cayendo una gran tromba de agua, me comentó un voluntario que las condiciones en el Simancón eran muy malas, que había que abrigarse mucho y que estaban abandonado mucha gente al llegar al siguiente punto de control ( Villaluenga km 46). En ese momento me puse la camiseta térmica y el guante caliente para poder contrarrestar lo que vendría.

Momento previo al inicio de la subida al Simancon

Tan solo a pocos minutos de salir del gélido avituallamiento (soportales de refugio abierto al exterior) los caminos empezaban a mostrarse en lo que se había convertido ya para todo el recorrido. Los senderos se convirtieron en arroyos, donde pisar en seco era una misión complicada. En esos momentos empiezo a no sentir los dedos de las manos, una sensación muy extraña y preocupante que permanecía durante largo tiempo.

El uso de bastones me hacía tener las manos en alto, así que solo me quedó dejarlos y avanzar con las manos abajo moviendo los dedos constantemente para favorecer el riego sanguíneo. Pude salvar la papeleta antes de llegar a la ascensión del Simancón, donde la aparición de la nieve hacía el tramo muy entretenido hasta que el manto blanco cubrió todo lo que alumbraba el frontal y la ventisca empezó a hacer acto de presencia.

En la parte más alta, donde una larga explanada recorre su cumbre hasta volver a descender, no había tiempo de pensar con un viento polar que empujaba fuera del camino. Solo había una opción: correr lo más rápido posible para salir de allí cuanto antes.

La nieve acumulada desvelaba el camino a seguir, siguiendo los pasos de los corredores que dejaban su huella al pasar. Las pisadas de los corredores marcaban el camino centrando la concentración en protegerse de la ventisca

El cielo ya avisaba de lo que nos esperaría

Un antes y un después es lo que marca esta edición en cada uno de los participantes, voluntarios y organizadores por las condiciones que se desarrolló. Los tiempos de carrera, los tramos y pueblos de paso, la belleza del paisaje y los deseos por llegar a Pradollano tomaron un sentido muy distinto al que todos hubiésemos querido.

La montaña saco su lado más crudo y cruel sobre nosotros, recordándonos que es ella la que marca los tiempos, la que nos deja entrar en su ser y que debemos ser parte de ella, admirarla  y saber respetarla, porque sus riscos, ríos, senderos, cimas y montañas no son más que cicatrices en su piel de su larga vida.

Con algo de distancia en el tiempo desde que abandone mi primera carrera, los sentimientos siguen siendo los mismos. No me arrepiento de que mi yo racional se impusiera en aquel momento, me hizo sentir débil, con frio y sin ganas de seguir.

No gusta tener que abandonar, a nadie le gusta tirar la toalla aun en aquellas condiciones, y se puede llegar a justificar la retirada y parecer que era lo más sensato. Y lo era, pero los errores de previsión no me lo perdono, se queda grabado en mi diario personal y no puede volver a pasar.

Nos alimentamos de vivencias que van sumando momentos clave a recordar a lo largo de nuestra vida de corredor e incluso en nuestra vida cotidiana, y desde luego que Bandoleros 2017 forma parte especial de ese tarro de experiencias que da forma a nuestra forma de ver y entender la vida.

Momento previo a la salida. 

Mr M

Mirada al frente.

Nervioso e intimidado. Las palabras que podrían definir mi percepción de lo que me rodea ahora. 

Sentado esperando mi comida, a pocas horas de empezar la ultra, con el dorsal recogido, las mochilas entregadas y el trabajo realizado, la incertidumbre que siempre me acompaña en estos momentos se convierte en nervios y dudas. 

La noche no acompañara, se prevé viento, lluvia, niebla e incluso nieve en las cumbres. Desde luego que este panorama ayuda a tener nervios sobre lo que acechara cuando caiga la noche. 

Llego a la prueba con el plan de entrenos cumplido al 96%, siguiendo cada instrucción de mi entrenador y adecuando familia y tiempo libre a el objetivo. 

Esta vez, todo lo controlable no esta controlado. Los meses previos han sido muy atareados, poco tiempo para preparar los entrenamientos y la cabeza siempre ocupada con el día a día. Eso me ha llevado a no tener buenas sensaciones en estos 4 meses cuando los entrenos eran exigentes. 

Ahora mas que nunca hay que tirar de cabeza y casta. He de usar la experiencia de ultras anteriores y buscar la concentración máxima para evitar malos pensamientos que me lleven al fondo del abismo. 

Toca sacar la rabia contenida, mirar al frente y buscar con la mirada el siguiente punto.

Repetiremos una vez mas el mantra que me lleva persiguiendo mas de dos años en cada momento de bajón:

“Lo que se empieza, se termina”

M

Siguenos

961FansLike
835FollowersFollow