Monthly Archives: mayo 2017

0 24

Llega el medio día. No es uno más. Quizás es uno de los más esperados del año para mí.

El ritual es el mismo desde hace cuatro años, allá por 2014 cuando empezaba en esto de las carreras de larga distancia sin saber hacia dónde me dirigía, impulsado por una desconocida fuerza hacia la búsqueda del mas allá, como Cristobal Colón buscando el mismo borde de la tierra para confirmar que esta no era plana.

Ronda me esperaba de nuevo como cada segundo viernes del mes de Mayo, aunque esta vez he estado a punto de perderme la fiesta. El destino me hizo esperar hasta el último momento, haciendo la maleta para ir a Ronda o a otro continente, pero finalmente las fuerzas del destino eligieron que debía estar otro año más visitando la ciudad soñada.

Por delante, un par de horas de viaje y el deseo de que fuese un gran fin de semana para todos mis amigos que estarían en los 101 km de Ronda.

En mi peregrinar hacia Ronda, pienso en las anteriores veces que he corrido allí.

Desde aquella incipiente aventura en solitario del 2014, pasando por la insípida carrera del año siguiente y la disfrutona del año pasado, este año afrontaba la carrera desde un ángulo diferente.

El tiempo era el objetivo, no porque quiera ganar algo, sino todo lo contrario, no quiero perder. No quiero perder la oportunidad de estar en Chamonix, de estar en verano con el trabajo bien hecho.

Desde hace meses, decidí que cada entrenamiento lo haría al máximo de intensidad (cuando así lo requería la sesión) como si no hubiese un mañana.

Dar un apretón de rosca más y rozar el límite en los entrenamientos.

No quiero perder. Quiero ganar. Quiero ganarme en UTMB.

He aprendido en este deporte que no hay magia, solo dedicación y esfuerzo. No hay secretos ni atajos. El camino está marcado y solo hay que saber seguirlo. No hay más. Esto del rendimiento deportivo es matemáticas, una ciencia exacta con el aliciente de variables incontroladas que hacen de cada carrera un resultado predecible en resultados positivos e impredecible en los negativos.

En esta ocasión, el resultado se decantó del lado positivo.

Comparativa de mis cuatro ediciones y su desarrollo. La experiencia lo es todo.

Habrán sido esos entrenamientos intensos o de haber llenado el vaso de la experiencia a niveles importantes, que la carrera se decantó por el lado deseable.

Llegaba a Ronda con un rutómetro a seguir que marcaba llegar a Ronda antes de que sonaran las campanas de la Iglesia de la Merced, junto a la Alameda, marcando las 11 de la noche. Eso suponía hacer un tiempo inferior a 12 horas del recorrido (ritmos ya establecidos hace un año justo tras acabar la carrera)

Campanario que decidiría la consecución del objetivo este año.

Este año, al igual que el año pasado, habría dueto para asaltar la marca. Si el año pasado el papel de escudero y caballero fue alternándose durante la carrera con mi compañero Belu, este año la aventura estuvo acompañada de Javi, nuestra gacela humana, que le auguraba un gran tiempo en su primera ultra.

Antes de partir, disfrutando desde el estadio los momentos previos a colocarse en el corralito

Las emociones y sensaciones que desprende esta carrera son inigualables: recogida de dorsales, cena de la pasta, entrada al estadio, salves al rey, recorrido por calle la Bola… el destino quiso que pudiera disfrutar otro año más de esos momentos únicos.

La alameda engalanada para la ocasión

Inevitable pararse a contemplar zona Bandolera desde el mirador del Tajo y recordar cada momento vivido este año.

La carrera transcurría según el plan,  hasta que  pasamos Arriate donde a mi compañero de batalla le saltaron problemas musculares.

Le costaba subir la cuesta de los cochinos. Yo le decía que no me siguiera, que mantuviera las distancias que estas carreras son muy largas. Tan tozudo como gran persona, me seguía la estela y tras pasar el Cortijo del Polear saltó la alarma.

En estos casos normalmente (yo y cualquiera de mi gente de los bichos) nos quedamos para ayudar al compañero y no abandonarle, pero tal y como le había dicho en la salida, esto es una vida entera concentrada en pocas horas, y cada uno debe vivirla a su manera.

Pactamos que había que seguir el plan, si uno se quedaba atrás, ya habría momento de encontrarnos más adelante.

Y así paso, que tras dejarle atrás y estar pensando en él durante los siguientes 20 kilómetros, me lo crucé justo cuando yo abandonaba Setenil, a escasos 5′ de diferencia. Pensé que me alcanzaría antes de llegar al cuartel, pero finalmente no pdo y llego a Ronda cunpliendo también el objetivo, unos minutos detrás mia.

Todo marchaba según el plan, incluso me atrevo a decir que sabía de antemano que me sería fácil seguir el rutómetro, ya que marque los mismo ritmos que el año anterior y la experiencia y entrenamientos de todo un año sabía que me pondrían en una mejor situación de carrera.

Paso por Benaoján todavía con mucha luz. Conseguir ver Ronda de día era lo único que tenía en mente.

Correr para no perder. Me lo repetía sin cesar en muchas ocasiones. Había que apretar dientes si quería ver Ronda de día, porque me habían dicho que desde el kilómetro 90 se ve el Tajo, y lo tenía cerca, muy cerca, tan cerca que al final de aquella larga cuesta apareció. Tengo la imagen clavada en mi mente. Una panorámica de toda Ronda, con los rayos del sol del atardecer bañando toda la alameda, el puente nuevo, la Ronda vieja y la moderna. Allí estaba, enfrente mía, y lo conseguí.

En esos pocos segundo que se tarda en cambiar el ritmo entre subir y bajar, pude mirar hacia delante y contemplar lo que muchos desean ver y este año no lo conseguirán. Me sentía un privilegiado por estar en ese momento en aquel lugar.

No paré, no saqué la cámara para inmortalizar el momento, no hacía falta. Lo tengo clavado en mi retina y siempre lo recordaré. Siempre que quiera verlo de nuevo, sólo tengo que cerrar los ojos y lo tendré, delante mia de nuevo. Ahora era el momento de ir a por el premio gordo: entrar en Ronda de día.

Miro la hora, son casi las 9 de la noche, me queda al menos 1 hora de luz y 11 kilómetros. Teniendo en cuenta que desde la cuesta del cachondeo hasta la Alameda son al menos 20 minutos, solo me dejan 40 minutos para 10 kilómetros. Misión complicada.

Llegó el momento, me digo. Ahora era el momento de correr para ganar, para ganarme, para ganarme Ronda. Había que intentarlo, llegar a las calles de Ronda de día o al menos sin usar el frontal.

Corono el Puerto de la Muela a las 21:39 con los últimos destellos de sol acompañando las últimas rampas. Sólo me quedan 5 kilómetros y el ocaso empieza a aparecer.

Justo cuando paso a los pies del Tajo, ya la luz era muy tenue, pero podía seguir avanzando por la cuesta del cachondeo sin problemas de visión y alcancé las calles de Ronda con las luces de la ciudad marcándome el camino hasta la meta.

La llegada como siempre, emotiva y espectacular, aún más por el momento que se pasa por Ronda con todas las calles llenas de gente animando y aplaudiendo. Ha merecido la pena apretar y sufrir los últimos kilómetros para sentir estos momentos.

Objetido Sub 12 conseguido

La magia de Ronda no termina cuando cruzas la meta. Quedaba una larga noche esperando a todos y cada uno de mis amigos cumplir sus sueños. Llegar el primero del grupo tiene la ventaja de que puedes vivir parte de los sentimientos que tu gente cuando cruza el arco de meta y yo, como cualquier otro miembro de los Bichos, no me lo quería perder, no me quería ir de la Alameda para ver a todos entrar. Y así fué.

Primeras luces del día esperando al último de los Bichos, donde los tiempos y ritmos dejan de tener valor, pasando a usar como armas de la batalla el coraje, tesón y constancia.

 

Mr M

 

 

 

0 71

El Cuentakilómetros Bichuno es una herramienta mediante la cual los Bichos Runners pueden indicar en qué carreras van a participar, de modo que otros Bichos puedan animarse también a inscribirse a dicha carrera, y además podamos tener localizado dónde corren los compañeros Bichos para animarlos y hacerles llegar la energía de la manada.

Mensualmente, se publicará en este espacio un boletín recopilando la información con los kilómetros que los Bichos han recorrido en total en “carreras oficiales”, cuántos kilómetros han sido en pruebas de trail y cuántos en asfalto, qué bichos son los que más kilómetros han hecho en competición, y una muestra de lo bien que lo hemos pasado en cada carrera.

SI TIENES EL BICHO, ¡¡¡ ANÍMATE Y PARTICIPA CON LA MANADA EN EL CUENTAKILÓMETROS BICHUNO !!!

 

Archivo 2017:

 

0 73

Bueno, pues a escasas dos semanas de la gran prueba del año para muchos, los 101 kilómetros de Ronda, este año nos vamos a juntar un buen puñado de bichos por allí. Y, para que el común de los mortales pueda conocernos, ya sea a los corredores o a los sherpas, aquí van nuestras fotos y una pequeña descripción de cada uno -sé que faltan algunos, pero al ser incorporaciones recientes no los conozco:

PARTICIPANTES:

1.- Mr Pingui: el gacela desbocá, el rey del grés y de los camperos de pinchitos de pollo…Saldrá como una bala, se le verá poco…si acaso una estela de polvo que dejará tras de sí.

2.- Mr Bichopalo: el mente fría de las ultras, con las patas más largas que un día sin pan, no pierde la sonrisa por mucho que le duelan las piernas. Suele ir en progresión, saliendo despacio y cazando a rezagados. Si lo ves adelantarte, pégate a él, es garantía de acabar.

3.- Mr Rubio, el paraca de los bichos, el rey del postureo, el único que puede llevar con estilo casi cualquier prenda de ropa. Se le puede dar de comer, pero está totalmente prohibido darle toallitas húmedas…

4.- Mr Beatle, el malagueño gaditano in tha house. El mejor diseñador gráfico del running español, con ese cuerpecillo encanijao que gasta tira que se las pela. Si le pedís un autógrafo, os diseña un loco en 3 minutos que os tenéis que cambiar hasta la foto del DNI pa ponerlo!

5.- Mr Teacher, tras su estreno en maratón de asfalto, se lanzó a la aventura de los 101 y debuta este año. Dice que tiene ganas de ver el Tajo iluminado por la noche, que tiene que ser bonito y tal.

6.- Mr Fogg, el tío de los dátiles, el único que es capaz de hablar más que un servidor en carrera -¿será eso lo que le provoca los calambres?-. Su debut en Montecorto fue doloroso, pero se repuso en Desafío Sur. Me parece que vamos a compartir unos pocos kilómetros desde la salida hasta la meta…

7.- Mr Lauval, la torre de control del aeropuerto, el Larry Bird del running, tras divertirse por las montañas de Antequera viene pisando fuerte -y cualquiera pisa flojo con esas patas largas que gasta-, y promete arreglar el mundo conmigo durante las -esperemos- 18 horas que estemos correteando.

8.- Mr Teide, el canario hablando en guache, el mojo picón mezclao con salmorejo, dice que le apetece un día de esos de calor intenso. Veremos si no se le queda el cuerpo como una papa arrugá como pegue la calina en Ronda, pero sea como sea cruzará la meta. Solo atiende al grito de “chacho”.

9.- Mr Diego, el pipiolo de esta edición, aun que lo veas sonreir de esa forma inocentona que tiene, no te descuides, a la mínima que pueda te hace un cambio de ritmo y no lo vuelves a ver!

10.- Mr Primo Pro, ese intrépido montañero silencioso que no le teme a nada más que a quedarse sin cerveza en meta…

11.- Mrs Monroe, nuestra Marili, la más guasona del grupo, allá por donde va lía el taco padre y va haciendo amigos. Tratadla bien si os la encontráis por el camino, y ganareis una amiga para siempre. Pero no no te asustes si la ves haciendo cosas raras de repente, como mirar detrás de cada olivo que se encuentre en el camino.

12.- Mr Buzo, que ya no sabemos si es malagueño o saudí, pero desde luego el 13 de mayo será un cientounero más. Eso sí, no lo piséis porque suele llevar chanclas!

13.- Mr Sevi, el sevillano -sí, alguno se nos tenía que colar- más malaguita que os vais a encontrar. Estará correteando por las lomas de Ronda esperando de todo corazón que le deis ánimos; y la mejor forma es gritarle la arenga de su equipo de fútbol del alma: MUSHO BETIIIIIII!!!!

14.- Mr Wiwi, el frutero de alto standing, capaz de venderle plátanos a un canario, es un martillo pilón. Con esa actitud hacia los demás y ese compañerismo que siempre tiene jamás te dejará solo si te ve en apuros -y lo sé por experiencia. Eso sí, aunque sea frutero, en meta prefiere una cerveza y una tapa de ensaladilla rusa, como todo el mundo…

15.- Mr Fartleks killer, según su propia definición: “calvito, regordete, psicólogo, politólogo, corredor, buen bebedor de vinos…” y de las mejores personas que conozco. Va a por su segundo ladrillo, y como le vaya en Ronda la mitad de bien que en su nuevo trabajo, se cruje su marca del año anterior.

16.- Mr Law, el menda lerenda, el que escribe esto. Si te gusta el cachondeo, seré buena compañía…pero lleva agua de sobra pa poner la lengua a remojar!

* Como invitado especial, siendo un Cochino Runner, está Antonio Redondo, que va a por su tercer ladrillo. A ver si no se le olvidan las zapatillas en casa con el despiste!

 

SHERPAS:

Si veis a este grupo -buscadlo en los bares bebiendo cerveza, prioritariamente jajaja- y tenéis muchas ganas de cachondeo, quedaos con ellos. Son lo más TOP de la animación en carrera!

1.- Mrs Little, la sherpa oficial y más molona del grupo, la que siempre está ahí y nunca falla Se dejará la voz y las energías animando…Pero el año que viene es carne de zapas y mochila…

2.- Mrs Flower, la flamenquín con mojo del grupo, estará repartiendo ánimo con ese “asento cordobéh” tan gracioso que gasta.

3.- Mr JC, que el año pasado fue mi sombra -o yo la suya, según en qué momentos de la carrera- durante cada puñetero metro de la carrera, este año verá los toros desde la barrera, pero seguro que se dejará el pellejo por hacernos el camino más fácil.

4.- Mr Horse, ese caballo loco desbocado que este año se ha quedado en el sherpa team por lesión. Si anima igual que en Montecorto, hará mucho más llevadero el calorcito.

5.- Mrs PepaC, la corredora con más leyes del grupo -más que nada porque es abogada y tiene muchos códigos legales- estará junto al grupo pegando más voces que en sala cuando te falten las fuerzas. Testado en persona en Montecorto.

6.- Mr Mountain, el ermitaño rondeño que ya sabe lo que es saborear la sangre en distancia ultra, estará llevando membrillo y tortilla de patatas (porfiporfiporfiporfiporfiporfi jajajajaja)

7.- Mrs Sissi, la sister de la Little, incombustible animadora, le gusta más una pancarta que a un manifestante…Y más nos gusta a nosotros verla!

8.- Mr Tee, debería estar corriendo con nosotros, pero la salud se lo ha impedido en esta ocasión, así que hará la ruta de las 101 birras junto al resto del equipo. Si anima igual que corre, más de uno recortará mucho tiempo este año!




*Mención especial en antes de terminar esta publicación para Mamerto, Mr M,  el presi, el granjero de Illinois, que debería correr buscando bajar de las 12 horas, pero que se va a encontrar una mihilla lejos ese día por motivos laborales, así que nos dará ánimos desde la distancia -eso sí, más calor va a pasar él que nosotros.

En la foto de archivo, junto a una megatortilla de patatas de Mr Chesco…aceptaremos de buen gusto que nos acerquéis cositas así!

NOS VEMOS EN RONDA! VIVA LA LEGIÓN!

 

Mr Law.